TELEVISIÓN

El escatológico hábito que comparten Joaquín y Mercedes Milá: “Es tan agradable”

El futbolista y la presentadora se sinceraron sobre temas como orinar en la ducha, las entrevistas que nunca han hecho y ‘Gran Hermano’.

Actualizado a
El escatológico hábito que comparten Joaquín y Mercedes Milá: “Es tan agradable”. Fuente: Atresmedia.

Como cada miércoles, el prime-time de Antena 3 lo tiene Joaquín Sánchez de la mano de su programa, ‘El novato’, donde esta semana ha tenido como invitada a toda una celebridad de la televisión como lo es Mercedes Milá, quien ha brillado en Mediaset, pero también en Movistar Plus, y que ha regresado a la que fue su casa en el 2002, cuando era presentadora de ‘Queremos saber más’, aunque esta vez en calidad de invitada, como ya ha hecho antes en ‘Salvados’ y ‘La Roca’.

El futbolista del Betis no ha dudado en ensalzar a la presentadora por su naturalidad a la hora de hacer entrevistas: “Con esas cosas nos has enamorado”. Un ensalzamiento que le sirvió de apoyo para continuar con su charla, hablando de temas no exentos de polémicas, como cuando la propia Mercedes confesó que le encantaba orinar en la ducha.

Joaquín no dudó en sacar este tema para después confesar que él también lo hace desde que era pequeño: “Es tan agradable ese calorcito...”, aseguró entre risas. “Yo me apuesto doble contra sencillo que el 90% de la población se mea en la ducha. Hay que disfrutar de las cosas pequeñas y la gente tiene muchos problemas con el pipí y la caca”, añadió la periodista.

La entrevista que siempre se le escapa

Después, Joaquín y Mercedes Milá se han juntado con Xavier Sardà y María Casado. Un momento en el que el bético aprovechó para preguntarles a los presentadores por esa entrevista que siempre han querido hacer y se les ha escapado: “¿Hay algún invitado al que quisieseis entrevistar y que siempre os haya dado calabazas?”.

Una pregunta a la que Mercedes ha respondido con claridad: “Yo a Isabel Preysler”. “He entrevistado a sus maridos, pero a ella imposible. He hablado con ella por teléfono un montón de veces”, añadió, mientras María Casado confesaba que por su parte “tampoco hay manera” de que pueda entrevistar a banqueros. “Yo tuve al banquero por excelencia, a Emilio Botín en el año 86, eran otros tiempos. No había gabinetes de imagen, que son los que nos han matado a nosotras”, señaló Milá.

Las palabras que le quiso decir a Felipe VI tras ganar la Copa del Rey

La pasada temporada, el Betis consiguió llevarse la Copa del Rey, la cual levantó Joaquín al cielo de Sevilla de manos del Rey Felipe VI, quien no dudó en felicitarle, sobre todo por la “dedicación y el sacrificio”. Unas palabras a las que el futbolista quiso responder: “Tuvo unas palabras muy bonitas conmigo. Lo que pasa que yo con los nervios se me pasó decirle una cosa que hubiera querido decirle de su abuela”. “Esto también va por tu abuela, que era bética”, quiso decirle, aunque no pudo por el momento.

Y es que Joaquín tenía una frase preparada para decirle al Rey Felipe VI pero los nervios le jugaron una mala pasada y se le olvidó. “Tuvo unas palabras muy bonitas conmigo. Lo que pasa que yo con los nervios se me pasó decirle una cosa que hubiera querido decirle de su abuela”, señalaba y desvelaba lo que olvidó decirle. “Esto también va por tu abuela que era bética”, concluyó.

El motivo de su salida de ‘Gran Hermano’

Mercedes también ha sido una referente en la pequeña pantalla por su papel de presentadora en ‘Gran Hermano’, uno de los buques insignia de Telecinco. Un programa que, como asegura la periodista, le salvó la vida: “Me salvó la vida porque yo no tenía que buscar invitados que me dijeran que sí o que no; los tenía metidos en una casa y toda la casa vomitaba vídeos cada minuto. Además, observar a la gente me fascina”.

Sin embargo, después de 15 años al frente del programa, en el 2015, su vida cambió: “Me abrasé, Joaquín. Empecé a notar que sentía menos curiosidad, que se había hecho ya como una costumbre”. Milá empezó a identificar en sí misma síntomas de depresión: “Iba a trabajar el día del programa de casualidad. Llegaba habiendo llorado todo el día en mi casa, y me maquillaban como si no pasara nada. Hacía el programa, pero al volver a casa volvía a hundirme en la mierda. Entonces, al año siguiente, dije: ‘Me voy’. Me fui a curarme. Y eso ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?