LIVERPOOL

El curioso motivo por el que Alexander-Arnold no se tatuó la Champions

Jordan Henderson se tatuó el trofeo que ambos levantaron en 2019 pero lo tuvo que hacer solo porque al lateral se lo prohibió su madre en el último momento.

Actualizado a
El curioso motivo por el que Alexander-Arnold no se tatuó la Champions

El 1 de junio de 2019 estará para siempre en la memoria de todos los aficionados del Liverpool y de aquellos jugadores que levantaron la Champions League en el Wanda Metropolitano. Como es habitual entre muchos futbolistas, algunos integrantes de la plantilla decidieron dejar constancia de la gesta en su cuerpo y optaron por tatuarse La Orejona, como por ejemplo Jordan Henderson y Trent Alexander-Arnold, aunque finalmente solo el centrocampista completó su objetivo.

En una conversación con el tabloide británico Daily Mail, Henderson reveló que “los días después de vencer al Tottenham en la final de la Champions fueron borrosos”. “Regresamos a Liverpool para un desfile en autobús con el trofeo al día siguiente y a la semana estaba en la habitación con Trent en Portugal para la final de la Nations League. Acabábamos de tener una sesión de entrenamiento con Inglaterra, pero nuestras cabezas todavía estaban en el Metropolitano. Y Trent tuvo una idea”, confesó el mediocentro.

¡Hagámonos tatuajes!”, espetó entonces el defensa. “Deberíamos tatuarnos el trofeo en nuestras piernas”, siguió. Henderson apenas tiene tatuajes, pues solo cuenta con los de sus hijos en las costillas, pero rápidamente se mostró dispuesto a hacerlo. Según él, Alexander-Arnold estaba decidido al “cien por cien”, de modo que se puso en contacto con el ex del Liverpool Daniel Agger para que les ayudara a reservar con un tatuador de su confianza.

“Mi madre no me deja”

Cuando ya contaba con la cita para los dos, Henderson se desplazó a casa de su compañero para recogerle: “Pensé que estaría esperando, pero todo estaba tranquilo. Esperé un poco y al final salió. Parecía un poco avergonzado”, recuerda Henderson. “Me dijo: ‘No puedo ir’”, continúa, una frase que le dejó paralizado. “No puedo ir porque mi madre dice que no me lo permite”, le confesó Alexander-Arnold.

“Resultó que Trent le había mencionado el tatuaje a su hermano Tyler, quien se lo mencionó a su madre y ella había llamado a Trent. Básicamente le dijo: ‘No te vas a tatuar. Fin’”. Y así terminó todo. Henderson se puso en manos de un tatuador y cumplió su objetivo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?