INGLATERRA

El gimnasio, el pasatiempo favorito de Boris Becker en la cárcel: ha perdido ocho kilos

El extenista alemán está tratando de obtener bonificaciones enseñando ciencias del deporte, algo que le ha hecho perder peso a él también.

Actualizado a
Boris Becker, extenista alemán.

Boris Becker cumple condena en la cárcel de HMP Wandsworth, una de las menos deseadas de toda Inglaterra. Un lugar donde pasará dos años y medio por un delito de quiebra fraudulenta, y del que ya se ha quejado por las ratas, drogas y la violencia incesante que hay en el día a día, incluyendo también un problema de superpoblación. Unos contratiempos que se disiparían en menos de 20 días, cuando fue trasladado al Bloque E, el Trinity Wing, que es más “amigable”, como señaló anteriormente un exrecluso.

Un área donde los presos pueden llegar a salir de sus celdas, trabajar, educarse, practicar deporte y socializar. Un sitio donde el extenista parece sentirse cómodo, como ha asegurado su abogado, Oliver Moser, a medios alemanes (recogido por ‘The Sun’): “Nuestro cliente, Boris Becker, todavía está bien dadas las circunstancias y se adapta de manera constructiva a la vida cotidiana de la prisión”.

En este tiempo, además de adaptarse, Becker está tratando de sacar bonificaciones con las que reducir su condena, y es que el medio citado asegura que el alemán tiene su propia celda privada y un comportamiento que describen como “impecable”. “Es popular entre sus compañeros de prisión”, confesó un amigo cercano al extenista.

Enseñando y practicando deporte

Becker se puso a trabajar en julio como asistente de clase para enseñar ciencias del deporte. Un trabajo que está dando sus frutos, y es que ha apostado por el ejercicio en el gimnasio de la cárcel y se ha aplicado sus propias enseñanzas de cómo mantenerse en forma, cuidar la nutrición, manejar las crisis y agregando clases de yoga y meditación. Un trabajo que le ha llevado a perder alrededor de ocho kilos en cuestión de unos meses.

“Como atleta, conoce las victorias y las derrotas. Él comparte su experiencia de vida con sus compañeros de prisión”, ha asegurado una fuente cercana al extenista al tabloide británico, señalando que cuanto más se involucran los reclusos, más ventajas tendrán para sus sentencias.