TURQUÍA

Arda Turan, presunta víctima de una estafa millonaria: “El trabajo de años desapareció”

El exjugador del Atlético de Madrid, que asegura haber regalado más de 13 millones de dólares, sería una de las 18 víctimas del mundo del fútbol timadas por el empresario turco Secil Erzan.

Actualizado a
Arda Turan, presunta víctima de una estafa millonaria: “El trabajo de años desapareció”

El fútbol español quedó maravillado con el talento de Arda Turan, un turco que rezumaba magia de sus botas y que rompía y aceleraba el ritmo del partido con una precisa singularidad. Tras cuatro años en el Atlético de Madrid y otros dos en el Barcelona, regresó a su país natal para ponerse la camiseta del Ístanbul Basaksehir durante tres años y retirarse en el mismo club que le vio crecer como futbolista, el Galatasaray. Toda una trayectoria que ingresó importantes sumas de dinero en su cuenta bancaria y que, según atestigua el propio Turan, podrían ido por el sumidero de una estafa.

Todo ocurrió durante su última etapa en Turquía, frustrada ahora por la confianza que depositó en un empresario con el que llegó a ir a juicio por el citado timo. El cauce judicial les ha llevado hasta esta misma semana; el 14º Tribunal Penal Superior de Estambul ha acogido el inicio de un proceso por fraude que ha afectado a otras 18 personas del mundo del fútbol, como el portero del Galatasaray, Fernando Muslera, y que encuentra un presunto culpable en quien fuera el director del banco Denizbank Levent, Secil Erzan.

Arda Turan con el Galatasaray.
Ampliar
Arda Turan con el Galatasaray.KEMAL ASLANREUTERS

La estafa de la que está acusado Erzan asciende a un total de 44 millones de dólares. Y algo más de un cuarto de esa cifra habrían provenido directamente del antiguo astro rojiblanco. “Me engañó diciendo: ‘quien invierta en este fondo obtendrá ganancias’. Regalé más de 13 millones. Todo el dinero y esfuerzo que había ganado. El trabajo de años desapareció de repente”, ha confesado Turan ante el tribunal, absolutamente derrotado por la fugacidad con la que el dinero de una vida puede esfumarse.

“Destruyó todo el dinero y el esfuerzo que gané trabajando durante años engañándome. Lo siento mucho, este incidente me agotó mucho. Todos mis ahorros se perdieron en un instante”, prosiguió su testimonio. Erzan, pese a los esfuerzos por enmascarar el timo, basó parte de su estrategia, según reconoce Turan, en una insistencia que rozaba la pesadez: lo llamaba no pocas veces para intentar que la estrella turca depositara su dinero en el fondo que le proponía.

Otras víctimas y la declaración de Erzan

También se han personado otras acusaciones diferentes que ahondan en la misma estafa. Uno de ellos aseguró que Erzan le pidió dos millones de dólares el 31 de marzo y le prometió que el 3 de abril le entregaría tres, acuerdo que quedó sellado en un documento escrito. Llegada la fecha, los intentos por dar con Erzan eran inútiles. El director de la sucursal bancaria había desaparecido. Se interpuso una denuncia penal en la que figuraban delitos de malversación bancaria y fraude calificado. Y la búsqueda inició.

Tal y como detalla la Fiscalía, otras presuntas víctimas del empresario serían los futbolistas Emre Çolak, Emre Belözoglu y Selçuk Inan; además del que fuera traductor del Galatasaray durante 13 años, Musa Mert Çetin y del citado arquero uruguayo. En el caso de este último, Muslera aseguró que perdió 1′2 millones de dólares en el fondo tras invertir una cantidad de dinero que nunca pudo recuperar.

Frente al tribunal se sentó también el empresario que, cargado de sinceridad, reconoció lo que todos los denunciantes acusaban: “yo era Secil cuando ganaba dinero, pero cuando no pude ganarlo me convertí en un estafador”. Ahora la pena a la que se enfrenta va de los 66 a los 216 años. Y las presuntas víctimas respiran aliviadas al ver que aquel pozo sin fondo donde cayeron sus inversiones encuentra un tope judicial.

Normas