LOTERÍA DE NAVIDAD

¿Te ha tocado la Lotería de Navidad? Estas son las mejores inversiones si eres millonario

Pagar deudas o darse algún capricho suelen ser las dos caras más evidentes de una misma moneda, pero hay otras alternativas que pueden ser muy rentables.

Actualizado a
¿Te ha tocado la Lotería de Navidad? Estas son las mejores inversiones si eres millonario

Si eres uno de los agraciados con uno de los principales premios de la Lotería de Navidad -un primer, segundo e incluso tercer premio- es conveniente tener en cuenta una serie de cuestiones antes de decidir cómo utilizar el dinero, ya que entre pagar deudas o darse un capricho, las dos caras más evidentes de la misma moneda, existen otras alternativas.

Lo primero que hay que saber es cuánto dinero representa cada premio. De acuerdo con la normativa actual, están exentos del gravamen especial de loterías todos los premios inferiores a 40.000 euros, mientras que superan ese importe, además de identificar al ganador, tendrán que tributar con un tipo del 20 % en la parte que exceda esta cifra.

Por ejemplo, si se gana el "gordo", dotado con 400.000 euros, quedan exentos los primeros 40.000 euros y se tributa por los 360.000 euros restantes, de manera que Hacienda se queda con 72.000 euros y el ganador, con 328.000 euros.

De la misma manera, para un segundo premio, dotado con 125.000 euros, se tributaría por los 85.000 euros no exentos, de manera que Hacienda se queda con 17.000 euros y el ganador, con 108.000 euros. Los ganadores de un tercer premio (50.000 euros) tendrán que tributar 2.000 euros y se quedarán con 48.000 euros, mientras que el resto de premios está exento por no alcanzar los 40.000 euros.

Así pues, una vez que somos conscientes del dinero que nos corresponde según el premio, surge la duda razonable de cómo gastarlo. Un porcentaje muy importante de la población suele decantarse por invertir sus ganancias en comprarse una casa o pagar la hipoteca; pero también quien aboga por el ahorro, quien lo utiliza para montar un negocio o invierte en bolsa. También hay quien emplea parte del premio en otros conceptos más lúdicos como hacer un viaje, montar una fiesta o comprar un coche. ¿Pero qué es lo recomendable?

Cómo invertir el premio

Todo depende de las circunstancias de cada uno. Por norma general, los expertos recomiendan no gastar más de un 10% del premio en caprichos, establecer una planificación financiera que responda a las necesidades económicas y meditar con cuidado el tipo de inversión más conveniente. En este sentido, amortizar las deudas que tengan un tipo de interés más elevado parece un movimiento inteligente.

Contratar depósitos, o comprar acciones o bonos, y evitar activos muy volátiles tiene mucho sentido. También reservar una parte del premio en efectivo para poder hacer frente a imprevistos o contratar productos bancarios como planes de ahorros o de pensiones puede ser recomendable. Invertir en activos líquidos como viviendas o vehículos puede tener sentido siempre y cuando nos aseguremos de que lo adquirido no pierda valor con el paso del tiempo, más complicado en el caso de los coches. No obstante, si tienes la más mínima duda, contratar un asesor financiero que te guíe a la hora de tomar decisiones no es ninguna tontería. Se trata de no precipitarse porque un premio bien gestionado puede dar para mucho.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?