TELEVISIÓN

Kiko Rivera revela que ha perdonado en lo económico a su madre, Isabel Pantoja

El DJ e hijo de la cantante ha vuelto al 'Deluxe' para explicar su reconciliación y hacer frente a las últimas críticas recibidas por parte de su hermana y prima.

Actualizado a
Kiko Rivera revela que ha perdonado en lo económico a su madre, Isabel Pantoja

Kiko Rivera ha querido volver a Mediaset después de que hace un año protagonizase una polémica serie de programas en las que criticó a Isabel Pantoja y acusó de haberle estafado y engañado con respecto a la herencia de Paquirri. Ya desde las últimas semanas, la relación madre-hijo ha vivido una notable mejoría a raíz de la muerte de la madre de Isabel Pantoja, doña Ana, confirmando él mismo en su regreso a la televisión su reconciliación.

Le ha perdonado lo económico, pero sigue pidiendo explicaciones

"Cuando se produce la muerte de mi abuela, a mí se me parte el alma, todos los planes que yo tenía en la cabeza se me van y me entra una sensación de culpabilidad tremenda, me siento un mierda de tío por haber pasado el último año sin hablarme con mi madre y por haberme despedido de esta forma de mi abuela", ha comenzado explicando Kiko Rivera sobre su radical cambio de opinión sobre su relación con su madre.

"Yo estaba roto porque se había muerto mi abuela, pero a mi madre se le había muerto su madre, sentía que tenía que estar con ella", añade sobre el momento en el que "cambió el chip por completo". Además, el propio DJ ha reconocido que se enteró del fallecimiento de doña Ana por las redes sociales, algo que prueba cómo estaba su relación con su madre y con el resto de su familia.

"A mi madre le he perdonado lo económico, no voy a seguir luchando por eso, tengo una vida y quiero vivirla, eso no quita que mi madre tenga que explicarme lo sucedido", ha explicado sobre su cambio de opinión. Kiko Rivera también ha relatado cómo fue su reencuentro con Isabel Pantoja, muy emotivo: "Nada más vernos nos abrazamos y nos tiramos quince minutos abrazados, sin hablar, no había nada que decir, lo único que ella hizo fue, mirando al cielo, darle gracias a mi abuela diciendo 'Gracias mamá, has tenido que morir para que mi hijo venga a verme'. En ese momento volvió a ser mi madre, durante esos quince minutos era mi madre, la que yo necesitaba y habría matado para que esos quince minutos hubieran durado una eternidad".

Sin embargo, ha dejado claro que no han hecho las paces del todo, apuntando a su tío Agustín como una de las causas. "He intentado arreglar las cosas con mi madre, pero ella ha puesto una pared", ha reconocido, añadiendo además que "necesita ir a un psicólogo y un psiquiatra, no se entera de nada o no quiere enterarse".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?