ATLETISMO

La nueva vida de Marta Domínguez como vigilante de seguridad

La atleta palentina llegó a ser campeona del mundo en 2009 pero la investigación sobre dopaje llamada 'Operación Galgo' lo cambió todo..

Actualizado a
La nueva vida de Marta Domínguez como vigilante de seguridad

Marta Domínguez fue, durante muchos años, una de las atletas más aclamadas y más reconocidas de España por su contribución al atletismo nacional. La palentina, especialista en carreras de media distancia, logró grandes resultados en Europa consiguiendo la medalla de Oro en 3.000 y 5.000 metros e incluso se convirtió en campeona del mundo en 2009 en la prueba de 3.000 metros obstáculos, pero su implicación en una investigación sobre dopaje desembocó en un cambio radical en su vida.

El 9 de diciembre de 2010 fue detenida por la Guardia Civil en el marco de la investigación denominada 'Operación Galgo', en la que terminó arrestado, entre otros, el doctor Eufemiano Fuentes. Marta quedó en libertad con cargos, y no sería hasta 2015 cuando el TAS, el Tribunal de Arbitraje Deportivo, reconoció su dopaje deportivo y la sancionó con tres años de suspensión, además de anular los resultados que la atleta había conseguido entre el 5 de agosto de 2009 y el 8 de julio de 2013. Así, se le retiró el triunfo en los mundiales de Berlín y la medalla de plata en los Europeos de Barcelona, y tan solo unos meses después le fue retirada la condición de deportista de alto nivel que le había otorgado el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Ampliar
Twitter

Ahora, a punto de cumplir 46 años, Marta disfruta de una vida totalmente alejada de la deportista de primer nivel que fue en su juventud. En la actualidad, después de haber opositado para policía, trabaja como vigilante de seguridad en la estación del AVE de Palencia, su ciudad natal y la misma en la que renegaron de ella tras las acusaciones de dopaje. Y es que allí, tal y como ha desvelado un portavoz del Ayuntamiento de la localidad para NIUS, decidieron retirar su nombre y su estatua del pabellón deportivo: "Luego se reconvirtió en un homenaje a los atletas y también se le han retirado otros reconocimientos como el de Hija Predilecta de la ciudad".

En la localidad castellanoleonesa sigue manteniendo una calle con su nombre y, aunque muchos intenten hacer como que no existiera, el nombre de Marta Domínguez sigue presente en la historia del atletismo nacional por sus logros y por las muchas distinciones que logró a lo largo de su carrera. En su día, recibió la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo por el CSD, el Premio Reina Sofía e incluso estuvo entre los candidatos al Príncipe de Asturias de los deportes. Ella siempre insistió en su inocencia, pero el deporte y la política (cabe recordar que fue senadora por el PP) le dieron la espalda.

La pandemia la dejó sin trabajo

La alteta ha desaparecido prácticamente de los medios de comunicación y ni siquiera cuenta con perfiles en las principales redes sociales. Marta deja claro que prefiere mantener un perfil bajo y disfrutar de su vida, aunque como para todo el mundo, en los últimos dos años ha sido más difícil por culpa de la pandemia de coronavirus. En su caso, perdió su trabajo como monitora de un gimnasio de Palencia y ahora se gana la vida como vigilante de seguridad, un oficio que guarda pocas similitudes con el de atleta que llevó su nombre por todo el mundo con letras doradas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?