LA ENTREVISTA EN AS

Jaime Nava, excapitán de rugby, actúa en 'La Casa de Papel': "El final va a ser la bomba"

El que fuera capitán de la Selección Española de Rugby atiende al AS para hablar de su trayectoria como actor y su aparición en la quinta y última temporada de la serie.

Actualizado a

No toda historia tiene por qué tener un final feliz, hay algunas que, simplemente, no suelen tenerlo. O que por mucho que parezca el definitivo, no termina siéndolo. El protagonista de nuestra última charla puede dar prueba de ello con su experiencia. Hablamos de Jaime Nava, exjugador de rugby y excapitán de la Selección Española, quien hace unos meses decidió colgar las botas y, poco tiempo después, no pudo evitar descolgarlas para quitarse “el mono”; ese del que nos ha hablado tras haber vivido una segunda oportunidad con el rugby en el Alcalá -al menos por unas semanas-.

Su etapa en el rugby ha finalizado y este viernes es nuestro protagonista por un ‘mono’ muy distinto, ese que se ha vestido en la última temporada de La Casa de Papel, aunque ya sepamos que no es el de la banda. Su carrera como actor comenzó durante su último año profesional en el rugby y tras varios proyectos, el madrileño atiende al AS y nos habla de cómo es su nueva vida y, por supuesto, de la serie; de la que este viernes se estrena la primera parte de su última y definitiva temporada, compuesta de cinco capítulos, posponiéndose el final para diciembre.

¿Cómo es el día de Jaime Nava?

Mi día a día… suelo madrugar. Me organizo rápido, me tomo un café, miro los ‘mails’ y me voy a entrenar. Vuelvo a casa y me pongo a hacer reuniones y llamadas. Y el poco tiempo que le quiero dedicar al ocio pues se lo dedico a un amigo o comidas y demás.

¿Cómo te preparas para tu nueva dedicación?

Las técnicas de interpretación en realidad las llevo a cabo en ‘trainings’. Como yo creo que esto es un mundo en el que estoy empezando, creo que si estás dispuesto a emprender una nueva actividad tienes que ser consecuente con ella e intentar formarte y aprender. Tienes que recabar mucha información. Lo que hice en su día fue formarme en la escuela de formación actoral Raquel Pérez durante un año y medio pero después lo dejé… Ahora me apunto a un bombardeo. Hago varios ‘trainings’ con varias escuelas de interpretación. Son ‘trainings’ intensos. Lo que haces es prepararte una serie de escenas, te asignan una serie de personajes… Hablo con amigos actores, gente que se está preparando y hacemos escenas. Y eso al final te va dejando un poso. Y yo creo que tengo aprendizaje y memoria visual, y como a mí esto me gusta desde que soy pequeño, pues ahora mismo no hay ni una sola plataforma que no tenga. Las tengo todas. Veo de todo, me gusta empaparme de todos.

Y habiendo conocido ambas profesiones (deportiva e interpretativa), ¿qué es más importante para un actor: la preparación física o el talento interpretativo?

Una combinación de ambas. Al final es la cultura que he aprendido y me han trasladado en el mundo del deporte. Puedes tener un talento… y al final ese talento se puede desarrollar, se puede potenciar pero, sólo con eso, no llegas a ningún lado si no pones todo lo que hay que poner. El hecho de estar en forma, a los actores con los que he trabajado, los buenos, los que están constantemente pillando producciones, son muy metódicos y tienen una organización muy centrada y físicamente están todos bastante bien. Primero, porque si trabajas delante de una cámara, tienes que estar dispuesto a hacer todo tipo de rol que se te asigne. A los actores, en general, les gusta estar bien físicamente. Los rodajes son duros, son muchas horas de pie, de espera, de ‘vamos ahora’, de ‘ahora espérate’… Y luego hay una serie de exigencias importantes.

¿Tienes algún referente?

Referentes ahora mismo muchos, todos. Me gusta mucho fijarme en las personas, en la gente, y a todos con los que he trabajado me gusta ‘robarles’ algo. He coincidido hace relativamente poco, sin poder decir mucho, con Hovik y me parece que es bestial. Para mí es un referente. Primero porque viene también del mundo del deporte, es exboxeador y tiene alguna conexión con el mundo del rugby, considero que es un tío con proyección y que ha hecho una carrera en los últimos diez años digna de seguir y sí que es un tío en el que me gusta fijarme para ver cómo lo ha hecho, cómo trabaja… y es un actorazo. De momento me gusta empaparme de información de todos los actores para ir aprendiendo y mejorando. He rodado con él alguna cosa y me ha dado consejos, y es un tío generoso. Consejos que todo el mundo necesita. El tío controla mucho, cómo te lo comunica, cómo te lo dice… me ha gustado mucho coincidir con él.

¿Crees que tu talla física te ha abierto estas puertas?

Hay que ser conscientes también de por qué vienen las cosas. Yo no he entrado en este mundo porque alguien haya dicho: ‘hay un exjugador de rugby al que se le ha caído el balón de las manos y que resulta que es un actorazo’. No, no. A mí no me han cogido por mi capacidad interpretativa. Me han cogido porque tengo unas características físicas determinadas. Soy consciente de que tengo unas características físicas que están muy enfocadas a un determinado rol, pero no me pienso contentar con eso porque con eso no voy a vivir. Quiero demostrar mis dotes interpretativas, que de eso se trata ser actor. Si tengo que hacer personajes policiales mucho tiempo no tengo ningún problema, de eso se trata la vida. Creo que hay que trabajar y hay que demostrar que sabes hacer cosas y que puedo transmitir sensaciones y sentimiento.

¿Te ves en un futuro siguiendo con la interpretación? ¿O prefieres no pensarlo?

No sé qué es lo que puede pasar… A mí esto me gusta. Creo que puedo aportar cosas y que voy a trabajar muy duro para que las cosas sucedan. Luego ya este es un mundo profesional muy complicado como cualquier otro. Hay competitividad. Yo sí que me veo en el futuro, de hecho no estaría aquí sentado mirando posibles opciones, posibles nuevos castings o formaciones… dándole a la cabeza. Voy en serio. Lo único que puedo asegurar, desde la humildad, es trabajo, tomármelo de una manera muy seria y profesional como he hecho durante toda mi carrera deportiva.

¿Cómo surgió tu fichaje por ‘La Casa de Papel’?

Surgió... yo me estaba preparando para la primera serie de Amenábar en Movistar+, había hecho el casting y me lo habían dado, y resulta que luego se cayó. Me llama mi representante un día, y me dice que mi personaje, por exigencias del guión, había cambiado y ya no les encajaba. Suele pasar. El caso es que ya no iba a trabajar allí y prácticamente después de eso me llama diciendo que me han asignado este papelito en ‘La Casa de Papel’... un clavo saca a otro clavo. Me puse muy contento, porque más allá del alcance que tenga mi trabajo en la nueva temporada… evidentemente no esperéis un papel de protagonista, es de reparto... creo que es una gran oportunidad porque es volver a estar involucrado en una gran producción. Así llegó. Me sorprendió que se fijasen directamente en mí las directoras del casting, creo que también vino porque me habían visto en ‘La Unidad’.

¿Sentiste presión al enterarte?

Lo primero que piensas es que vamos a hacerlo. Evidentemente luego surgen dudas y miedos… obviamente eres consciente de que no vas a ser El Profesor. Si te lo han asignado es porque lo vas a poder hacer y no va a haber mucha presión. Luego te encuentras con el rodaje, donde el foco no está en ti. Pero luego cuando tienes el foco y la cámara para ti, vienen los directores y hablan contigo y te ayudan un montón, y si no son ellos son tus compañeros actores. Miedo tampoco. Te puede surgir un poquito de ‘acojone’ el primer día, y es que sólo en el plató hay 50 personas trabajando para que todo salga bien.

¿Con qué actor te quedas del rodaje?

Me quedo con todos… dependiendo de con quién haya coincidido, ya estaríamos dando información. Hay unos actores increíbles y todos me han ayudado muchísimo. De todos he cogido muchísimas cosas. Por ejemplo, un día coincidí con Fernando Cayo (Coronel Tamallo) y lo que le he visto trabajar me he quedado flipado, de su manera de trabajar, de su profesionalidad, de su capacidad actoral… Sobre todo de su capacidad de trabajo. Cómo llega al plató, cómo trae su personaje, cómo lo coloca, cómo trae el texto… porque tiene unos parlamentos en esta serie bestiales. Es una gozada ver trabajar a gente como Fernando Cayo.

Antes de haber entrado en la serie, ¿cuál era tu personaje favorito?

Mi personaje favorito es un poco el de todos: El Profesor. Es un personaje que cautiva. Un personaje cuando te gusta, te gusta. Álvaro Morte ha creado un personaje de El Profesor que yo creo que nos encanta. Representa muy bien la dualidad de ese hombre: soy ese gran compañero pero también estoy en la distancia y soy la cabeza pensante y el que toma las decisiones, pero todo lo que está haciendo El Profesor y la banda en realidad está mal, porque son ladrones. Luego lo que demuestran es su parte humana, que son buenas personas. Yo es que soy muy de villanos, y El Profesor tiene ambas partes.

Después de tu papel en ‘La Unidad’, ¿con qué traje te ves mejor: el de GEOS o el mono de la banda?

(Risas) Con… me veo con los dos. El traje de la banda me encanta, pero luego me pones un mono policial de los GEOS y te hago de GEOS y a desactivar bombas. Si perteneciese a la banda me llamaría Logroño, esa es mi propuesta. Bruselas descartado, efectivamente (risas).

¿Crees que tu aparición en ‘La Casa de Papel’ te va a abrir más puertas?

Espero que sí, pero a partir de ahí ya entran en juego muchísimas variables para que tu trabajo en una serie en concreto pueda derivar en otros. Hay una ventaja, y es que ‘La Casa de Papel’ lo ven millones de personas y se ve en un montón de sitios. Entonces da la casualidad de que puedes hacer una cosa bien para que alguien se fije en ti. Que el trabajo que tengas, mucho o poco, lo hagas bien.

¿Les va a gustar a los fans tu aparición?

Yo creo que sí. Creo y espero que sí. Tengo la intuición de que hay dos o tres momentos que creo que son potentes. Interpreto a un militar, Cañizo, el jefe de las GOES.

Después de haber visto el rodaje, y sin entrar en mucho detalle… ¿qué les dirías a los fans sobre esta temporada?

Va a ser la bomba. Y aquí ya lo digo yo mismo como seguidor de la serie. He visto toda la progresión de esta serie. Y la cuarta la dejaron muy arriba y esta yo creo que va a quedar muy arriba.

¿Lo dices en sentido literal?

No, no. Va a ser ‘heavy metal’. Yo creo que va a estar a la altura de las expectativas, porque una serie internacional como ‘La Casa de Papel’ tiene que terminar por todo lo alto. Y creo que son conscientes de que esta tiene que dar el do de pecho en su última temporada y creo que así va a ser, que han puesto toda la carne en el asador y que no va a defraudar a sus fans.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?