TELEVISIÓN

La trágica historia del concursante más joven de 'Masterchef'

José María, de 18 años, conmovió a los jueces al hablar de su difícil recorrido vital. Acabó haciéndose con uno de los delantales blancos.

La trágica historia del concursante más joven de 'Masterchef'

La novena edición de 'Masterchef' se estrenó ayer por la noche con la emisión de los cástines finales del concurso, lo que permitió a los espectadores familiarizarse con los perfiles y biografías de las personas anónimas que formarán parte del 'talent show' culinario. El programa dejó una serie de momentazos que fueron muy comentados en las redes sociales, y entre ellos, conviene destacar el protagonizado por José María Montero.

Este extremeño de 18 años será el participante más joven de la historia del concurso, pero más allá de este dato, ha sido su desparpajo y su historia vital los que han conseguido cautivar el corazón de los espectadores y de los jueces. Montero apareció en el plató con un divertido delantal personalizado y mucho entusiasmo, pero a la hora de hablar con el jurado, las sonrisas dieron enseguida paso a la emoción.

"Yo me he criado con mi abuela", explicó el joven, "porque a mi padre no lo conozco y mi madre es toxicómana". José María insistió después, hablando a cámara, en que él considera a su abuela como su verdadera madre: "Es la que me ha dado la vida. Es más, a ella le debo el mundo entero, le debo la vida".

El concursante contó a los jueces que ya no vive con su abuela porque esta "tiene principios de alzhéimer, yo estoy estudiando en Badajoz y no la puedo cuidar". Pepe Rodríguez quiso saber entonces con quién vivía en la actualidad y si tiene algún hermano. "Tenía una hermana pequeña pero se murió con nueve meses en un accidente de tráfico", contestó el joven, visiblemente emocionado, "y ahora tengo otra hermana pero no vivo con ella".

José María reveló que a día de hoy vive solo y va "tirando palante" mientras estudia. "Me pago yo mi piso, me pago yo todo", refirió con la voz quebrada, "y por eso quiero entrar en 'Masterchef', porque aparte de que he sido siempre fan, he escuchado y he visto que te abre puertas". El concursante también reconoció que necesitaba desde hace tiempo "un cambio de aires". "No lo puedo pagar ni con todos los millones que hay en el mundo", aseguró en referencia a la oportunidad de entrar en 'Masterchef'.

Los jueces se mostraron muy emocionados con su historia. "Te voy a decir una cosa", le dijo Pepe Rodríguez, "estate muy orgulloso de lo que haces y de que lo que eres y de lo que tienes porque eres un luchador de mucho cuidado. ¿Tú sabes la lección que nos pegas a nosotros, que a veces nos quejamos?" Finalmente, el joven logró hacerse con el codiciado delantal blanco, convirtiéndose oficialmente en concursante. Lo hizo, además, con un plato al que bautizó de forma muy especial: 'Amor de abuela'.