TRIBUNALES

La Fiscalía pide tres años de cárcel para Isabel Pantoja

La tonadillera ha sido acusado de cuatro presuntos delitos por el pago de una deuda en 2015, cuando ella se encontraba internada en prisión.

La Fiscalía pide tres años de cárcel para Isabel Pantoja

Isabel Pantoja vuelve a tener problemas con la justicia. La tonadillera se enfrenta a un nuevo juicio por delito de insolvencia punible y desde la Fiscalía solicitan una pena de tres años de cárcel, tal y como ha desvelado esta misma mañana 'El programa de Ana Rosa'. Los hechos a los que hace referencia el fiscal se produjeron en 2015, cuando la cantante se encontraba en prisión por las consecuencias del Caso Malaya y su hermano Agustín, con los pertinentes poderes, pagó una deuda de la sociedad Panriver 56 S.L. de la que Isabel es administradora única a la constructora Codabe por unas obras en su casa de Marbella. No obstante, la verdadero acreedora de la deuda era Hormofer.

Esta última se querelló tanto contra Codabe como contra Panriver 56 S.L. asegurando que se habían beneficiado mutuamente en la operación. Isabel Pantoja recurrió la imputación alegando desconocimiento y que no podía participar en los hechos por estar en la cárcel, pero la Fiscalía ha rechazado el recurso y la acusa de cuatro supuestos delitos: estafa, apropiación indebida, insolvencia punible y alzamiento de bienes.

Según el documento presentado por la Fiscalía y revelado desde 'El Programa de Ana Rosa', la cantante sabía perfectamente a quién tenía que abonar la deuda y habría llegado a un acuerdo con Cobade para saldarla de manera extrajudicial, con un presunto descuento y sabiendo que perjudicaba a Hormofer. El montante a pagar por Panriver 56 S.L. ascendía hasta los 114.000 euros, pero finalmente se abonó la cantidad de 62.759 euros.

Por ello, la Fiscalía exige una pena de tres años de cárcel y una multa de 18 meses a razón de 20 euros al día, lo que elevaría la suma hasta aproximadamente 11.000 euros. Y es que es Isabel la acusada y no su hermano por ser la administradora única de la sociedad que presuntamente ha cometido el delito, por lo que vuelven a aparecer los fantasmas y los recuerdos de una de las etapas más difíciles de su vida.