TELEVISIÓN

Una participante de 'First Dates' llama a los españoles "tacaños" por no mantener a las mujeres

La cita entre Adrián e Idayret acabó de forma muy incómoda después de que la joven confesara que no había trabajado en su vida gracias a sus parejas.

Actualizado a

Encontrar a esa persona que encarne nuestra 'media naranja', como se suele decir, es muy complicado. Todas las parejas, inevitablemente, tienen sus diferencias y en ocasiones los puntos de vista sobre ciertas cosas pueden chocar con fuerza. Pero lo cierto es que ayuda considerablemente compartir un mismo sistema de creencias o ideas.

'First Dates', el espacio de Cuatro que organiza citas a ciegas entre personas anónimas, retrató en su último programa hasta qué punto las perspectivas divergentes pueden echar por traste cualquier posibilidad de que surja la chispa. Los protagonistas de la anécdota fueron Adrián e Idayret, dos jóvenes que se sentaron a cenar en el restaurante-plató del date show para conocerse y ver si ese primer encuentro podía evolucionar hacia algo más.

Ampliar
Cuatro

Adrián confesó antes de la cita que le gustaban mucho las mujeres latinas, y al principio, aunque la conversación no fluyó con especial alegría, nada hacía suponer la que iba a armarse poco después. El problema comenzó cuando el joven sacó el tema laboral. Primero, Adrián quiso saber dónde se imaginaba viviendo Idayret, a lo que esta contestó que en Estados Unidos, pese a que reconoció al instante que no dominaba el inglés. "En mi cabeza sí", apostilló, "me voy a comer el mundo, pero a la hora de la verdad, no me dejo matar".

Ampliar
Cuatro

A continuación, Adrián le preguntó a qué se dedicaba: "¿Qué has hecho con tu vida, qué trabajos has tenido?" E Idayret, sin dudar ni un instante, replicó lo siguiente: "Yo siempre he sido mantenida". "¿Por quién?", le cuestionó él, pasmado. "Por mis novios", contestó ella. La tensión comenzaba a ser evidente. Entre medias, en los comentarios individuales a cámara, Idayret confesaba que a ella le "han facilitado todo" y que nunca ha tenido "necesidad de trabajar", pese a que alguna vez lo ha hecho "por aburrimiento".

Ampliar
Cuatro

Llegados a este punto, Adrián no pudo evitar darle su opinión. "Tienes que hacerte valer como mujer", le expresó, "decirte, 'oye, no tengo que depender de ningún hombre, yo tengo dos manos y con estas manos voy a hacer cualquier tipo de cosa'". El joven dejó claro en sus declaraciones que se encontraba totalmente estupefacto ante la revelación de su cita. "¿Esta mujer es de verdad?", se lamentó, "Me parece vergonzoso que haya mujeres así, tan..., que dependan de alguien, que si no tienen a nadie no son nada".

Finalmente, acabada la cena y en el momento de la decisión final, los dos concursantes parecían estar de acuerdo en su falta absoluta de complicidad. "La verdad es que no tenemos nada en común", expresó Adrián, antes de insistir en sus consejos: "Creo que eres joven y mentalmente no deberías depender de ningún hombre", afirmó, antes de añadir que si no se hacía valer iba a "tener problemas en el futuro".

Ampliar
Cuatro

Pero el episodio estaba todavía lejos de cerrarse. Y es que Adrián tachó la mentalidad de Idayret de "machista", lo que propició que esta saltara. "¿La machista soy yo?", le espetó, incrédula. "No todas las latinas son así, interesadas", continuó el joven, irritando cada vez más a Idayret, que arremetió de vuelta con una última valoración: "No sé, a lo mejor para ti esta mentalidad mía, latina, de que los hombres lo pagan todo y las mujeres no, a lo mejor lo ves mal, pero yo no. Yo, para mí, mi opinión con respecto a los españoles: son tacaños". "Lo que no somos es tontos", respondió Adrián, antes de que los dos se despidieran con mucha frialdad.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?