ATLÉTICO DE MADRID

Simeone y Carla Pereyra venden su casa de Madrid por 4,5 millones de euros

Según desvela 'Diez Minutos', el entrenador del Atlético y su mujer habrían decidido deshacerse de un inmueble que compraron en 2018.

Simeone y Carla Pereyra venden su casa de Madrid por 4,5 millones de euros

Diego Pablo Simeone y Carla Pereyra están totalmente adaptados a la vida en Madrid y es habitual, sobre todo en las redes sociales de la modelo, ver algunos de los rincones de su hogar en la capital y especialmente de su gimnasio particular. Ambos disfrutan de una gran tranquilidad en la lujosa y exclusiva urbanización La Finca de Pozuelo de Alarcón, por eso han decidido deshacerse del piso que compraron y remodelaron hace dos años en uno de los edificios más prestigiosos del Barrio de Salamanca, tal y como apunta la revista Diez Minutos.

Según su información, el entrenador del Atlético de Madrid y su esposa han fijado un precio para el inmueble de 4,5 millones de euros, 1,5 más de lo que pagaron por él en 2018. El lavado de cara que le hicieron al piso justifica este sustancial aumento del precio, así como su espectacular emplazamiento en la calle Serrano y la utilización de materiales de primera calidad.

La casa dispone de 380 metros cuadrados repartidos en un salón comedor de enormes dimensiones con cuatro balcones a la calle, una cocina de diseño, cuatro habitaciones, cinco baños, un cuarto para el servicio e incluso trastero. La pareja cuidó con gran mimo la reforma, y durante un tiempo fue habitual verlos acompañados de su hija Francesca para comprobar que todo se estuviera realizando a su gusto.

El interior de la vivienda está decorado con tonos blancos y negros, con una gran iluminación desde las molduras del techo y con una enorme amplitud. En algunas de las estancias predomina el ladrillo, como en el salón, que además dispone de chimenea. El inmueble cuenta con cinco baños de diferentes estilos, aunque uno de los más llamativos es el que tiene una impresionante bañera negra rodeada de una pared cubierta de espejos. En el dormitorio principal, por otra parte, tanto Carla como el Cholo tienen a su disposición un amplio vestidor con armarios abiertos realizados con madera.

Y si el interior es espectacular, también lo es el exterior del edificio, uno de los más reconocibles de la capital y donde adquirió el ático Marta Ortega, la hija de Amancio Ortega. Su entrada con amplios portones, una escalera doble y balcones de forja, le hicieron llevarse un premio de arquitectura hace casi un siglo.