TELEVISIÓN

Salen a la luz más trapos sucios de Pantoja tras la muerte de Paquirri: "Fue muy fuerte"

En el segundo especial sobre el caso Cantora se ha desvelado la fría relación final entre la tonadillera y el torero, y la existencia de una 'cinta clasificada'.

Salen a la luz más trapos sucios de Pantoja tras la muerte de Paquirri: "Fue muy fuerte"

Si el primer programa del especial 'Cantora: la herencia envenenada' destapó una serie de sorprendentes revelaciones sobre lo que se ha convertido en cuestión de semanas en uno de los culebrones de sociedad del año, el segundo episodio no ha sido para menos. La batalla que se ha abierto entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera va a ser larga y cruda, y está provocando que se remuevan los hechos del pasado y que diferentes testimonios, hasta ahora desconocidos, se estén poco a poco exponiendo ante el público.

Isabel Pantoja y Paquirri en una foto de principios de los 90.

El programa contó, entre otros, con la presencia en plató de dos personajes muy importantes: Vicente Ruiz, 'El Soro', uno de los compañeros de corrida de Paquirri la tarde en la que este perdió la vida en Pozoblanco, y Teresa Rivera, hermana del diestro. Los dos han dado a conocer una serie de informaciones que no pueden sino dañar todavía más la imagen de la tonadillera.

'El Soro' habla sobre el desmoronamiento del matrimonio entre Paquirri y Pantoja

Vicente Ruiz ha hablado de cómo era la relación entre Paquirri y Pantoja durante la última etapa anterior a la tragedia. Según explicó, ambos de casaron muy enamorados pero con el tiempo se habían ido distanciando, y las rencillas y desacuerdos eran cada vez más frecuentes. "El maestro se disgustaba mucho por sus peleas con Isabel Pantoja, allí en Cantora se escuchaban muy fuerte sus discusiones", manifestó.

Vicente Ruiz, 'El Soro', en 'Cantora: la herencia envenenada 2'.

Según Ruiz (que además, vivió un año en Cantora junto a la pareja) el propio Paquirri le confesó que "las cosas con Isabel no iban bien y que su vida juntos era un desastre". Además, durante aquella fatídica tarde en Pozoblanco, el torero estaba muy desconcentrado, porque, al parecer, llevaba tres días sin hablarse con Pantoja. "Aquel día, antes de la corrida, el maestro estuvo jugando a las cartas, y eso no era común en él", recordó su compañero.

Teresa Rivera señala la supuesta codicia de Pantoja tras morir el torero

La hermana de Paquirri, por su parte, además de corroborar que el matrimonio no iba bien y que su hermano quería separarse de la tonadillera, ha hecho unas declaraciones muy graves sobre lo sucedido después de la cornada mortal que sufrió el torero en la plaza. Como ha contado, tras conocerse la noticia, Pantoja y la familia del diestro acudieron a toda prisa a Pozoblanco, pero la cantante parecía preocupada ante todo por rescatar el maletín con el dinero de la corrida, y fue directamente al hotel en el que se había alojado su marido ese día.

"Es muy fuerte, pero ella lo primero que hizo al llegar allí fue ir al hotel a por el maletín", reveló Rivera, que especificó también que su hermano tenía allí guardado, al margen de los cinco millones de pesetas del pago de la corrida, algunos objetos personales, como un cordón de oro y un reloj. "Mi hermano todavía estaba en el hospital de Córdoba de cuerpo presente cuando ella se presentó en el hotel", contó, antes de añadir que "Ramón Alvarado me dijo que no paraba de preguntar por él, y yo le dije que se lo diera, a fin y al cabo era su mujer, ¿qué iba a hacer?"

Teresa Rivera en 'Cantora: la herencia envenenada 2'.

Además, Rivera también ha recordado cómo Isabel Pantoja le regaló el reloj a su hermano Agustín: "Yo llegué al salón y ella estaba ahí sentada y me dijo 'mira, mira, le he puesto el reloj de tu hermano a mi hermano' y yo no sabía ni lo que estaba pasando. Cómo se le ocurre ponerle el reloj de mi hermano a su hermano cuando tiene tres hijos, fue muy fuerte".

Las famosas esmeraldas de la herencia son tasadas en directo

Teresa Rivera también permitió que un tasador de joyas examinara las famosas (y polémicas) esmeraldas de Paquirri, aquellas que supuestamente, Isabel Pantoja podría haber cambiado por una réplica después de la pelea en los tribunales por la adjudicación de esa parte de la herencia. Conviene recordar que las joyas fueron compradas por el torero en Colombia, con intención de regalárselas a su madre. Tras su muerte, Pantoja se las quedó, aunque finalmente acabó teniendo que entregárselas a Teresa Rivera, que siempre sospechó de un 'cambiazo'.

 "No son las buenas, las pudo comprar en un chino", aseguró la hermana de Paqurri. El tasador, tras examinarlas a conciencia, acabó dictaminando que "hay cosas que no cuadran en cuanto a la piedra" y que "los diamantes no tienen la alta calidad que deberían y la pieza, tampoco". El experto sí aseguró que las esmeraldas eran colombianas, pero de "calidad comercial". "Su precio en el mercado serían de unos cuantos miles de euros hoy en día", concluyó.

La misteriosa cinta con información 'clasificada' sobre Pantoja

Solo un poco antes de que se acabar el especial 'Cantora', el director de estos reportajes, David Valldeperas, irrumpió en el plató con un sobre que contenía una cinta que acaba de llegar a Mediaset, enviada por el reportero José Antonio León. Se trataba de una grabación de los 90 de la tonadillera, y Jorge Javier Vázquez se dispuso a escucharla con cascos en directo.

Jorge Javier Vázquez en 'Cantora: la herencia envenenada 2'.

Al acabar, parecía realmente conmocionado. "¿Sabes lo que tienes que hacer con esto? Quemarlo", le sugirió a Valldeperas, dejando así muy claro lo fuerte del contenido de la cinta. "No vamos a jugar con esto, hoy no lo vamos a escuchar y no sé si lo escucharemos algún día o en esta vida", reveló al público, limitándose a decir que, en ella, Pantoja "habla como nunca lo ha hecho de sí misma". "Tenemos que ser sinceros con la audiencia, de momento esto no va a ver la luz", insistió, "es un documento clasificado, ¿se desclasificará? con el tiempo, probablemente... pero no sabemos en cuánto tiempo".