ARGENTINA

La redención de Maradona: quiere estar en paz y arreglar los errores del pasado

El entrenador y exfutbolista argentino quiere que su cumpleaños sea distinto del anterior reuniendo a todos sus hijos reconocidos para sanar las cosas.

La redención de Maradona: quiere estar en paz y arreglar los errores del pasado

Diego Armando Maradona cumplirá el próximo 30 de octubre 60 años y se ha propuesto que su cumpleaños sea muy distinto del anterior, que provocó una mediática disputa con sus hijas Dalma y Gianinna. El entrenador y exfutbolista argentino se ha propuesto encontrar la paz y para ello quiere reunir a sus cinco hijos reconocidos en una fecha tan especial, aunque la tarea se antoja difícil por la tensión que hay entre sus descendientes.

Ha sido su abogado y portavoz, Matías Morla, el que con unas declaraciones para el diario Clarín ha revelado los deseos y anhelos del Pelusa. "El sueño de Diego es juntar a todos los hijos, por eso es que a veces está un poco triste", expresó. Así, su objetivo más próximo es conseguir que acudan a su fiesta Dalma (33), Gianinna (31), Diego Jr. (34), Jana (23) y Dieguito Fernando (7), pero las dos primeras no quieren contacto con el resto.

Este deseo, no obstante, solo incluye a los hijos reconocidos y deja a un lado a los otros seis que se encuentran en trámites de filiación: Javielito, Lu, Johanna y Harold en Cuba, y Santiago y Magalí en Argentina. "Diego es muy respetuoso con el derecho a la identidad, con el tema de que sepan si es hijo o no. Creo que a estas alturas tiene cerrada la secuencia de quiénes son sus hijos. Si la Justicia reconoce a un nuevo hijo, habría que ver qué vínculo forma", declaró el letrado.

Y es que Morla define como "el sueño de su vida" poder juntar a sus hijos para arreglar los errores que cometió años atrás. Con Dalma y Gianinna las cosas están mucho mejor, a pesar de que el pasado año Maradona amenazó con desheredarlas al comprobar que se pusieron de lado de su madre Claudia Villafañe, a la que el argentino denunció en 2015 por supuestamente robarle parte de su patrimonio. Las dos hijas que tuvo con ella arremetieron contra el entorno de Diego, acusándoles de no cuidarlo y de tenerlo siempre "empatisllado" y "secuestrado".

Ver esta publicación en Instagram

Tarde de sol, en buena compañía...

Una publicación compartida de Diego Maradona (@maradona) el

Ahora ellas le visitan habitualmente y tratan de evitar que se difunda un nuevo vídeo bochornoso como el que protagonizó enseñando el culo y que supuso un punto clave en la relación con sus hijas. También lo hacen su hija Jana y su ex Verónica Ojeda, que acude con un Dieguito Fernando por el que el Pelusa siente auténtica devoción. "Está en una etapa de la vida en paz, quiere saldar los errores que tuvo en el pasado y quiere estar tranquilo", zanja Morla.