INGLATERRA

El polémico rugbier Billy Vunipola explica por qué no apoya el #BlackLivesMatter

El jugador de ascendencia africana causó controversia al no arrodillarse en el homenaje al movimiento en la previa del partido entre los Saracens y el Bristol.

El polémico rugbier Billy Vunipola explica por qué no apoya el #BlackLivesMatter

El movimiento del Black Lives Matter ha tomado enorme fuerza en los últimos meses a raíz de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd mientras se encontraba en custodia policial en Minneapolis. Las manifestaciones y denuncias por el racismo todavía fuertemente latente en la sociedad estadounidense incendiaron el país de este a oeste, y desde las redes sociales, la comunidad internacional se ha volcado en su apoyo a las protestas.

El mundo del deporte también se ha hecho eco del movimiento y en muchas competiciones y partidos oficiales se han dedicado unos minutos a homenajear en silencio a las víctimas de los delitos de odio. Sin embargo, hay algunos deportistas que se han negado públicamente a suscribir estos gestos de solidaridad, y el último caso ha sido el del rugbier Billy Vunipola.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Billy Vunipola (@vunipola_billy) el

El jugador fue uno de los tres integrantes del equipo Saracens Footall Club que optó por no arrodillarse durante la previa del partido que enfrentó al conjunto afincado en Londres contra los Bristol Bears en el marco del encuentro de la Gallagher Premiership que tuvo lugar este pasado fin de semana. El internacional inglés, que es de ascendencia africana, se mantuvo de pie junto a sus compañeros junto a sus compañeros Michael Rhodes y Vincent Koch, y esta actitud le ha granjeado un aluvión de críticas en los últimos días.

Y ahora Vunipola ha salido a defender su postura en el podcast The Good, The Bad & The Rugby. "Lo que vi acerca de ese movimiento no estaba alineado con lo que yo creo. Estaban quemando iglesias y Biblias. No puedo soportar eso. Aunque soy una persona de color, todavía soy más una persona de, supongo, Jesús", explicó.

No es la primera vez que el rugbier se ve envuelto en la controversia por su ideología. El año pasado se encontró en el ojo del huracán tras salir en defensa del jugador australiano Izzy Folau después de que este publicara un mensaje homófobo en las redes sociales (y que acabó costándole el despido de su club, los Waratahs). "Borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, el infierno os espera. Arrepentíos. Solo Cristo salva", fue el mensaje publicado por Folau y respaldado por Vunipola.