EN INSTAGRAM

La exclusiva forma de tomar el sol de Cristiano: sobre un coche de 3 millones de €

La estrella de la Juventus publicó una comentada fotografía en la que aparece con el torso al descubierto apoyado en su Bugatti Chiron.

La exclusiva forma de tomar el sol de Cristiano: sobre un coche de 3 millones de €

Cristiano Ronaldo ha vuelto a presumir en su perfil de Instagram y en esta ocasión por partida doble. El futbolista de la Juventus, que compite todavía por la Bota de Oro con Immobile aunque a falta de un milagro, ha posado con el torso al descubierto exhibiendo su costosamente esculpida figura apoyado sobre una auténtica obra de arte de la ingeniería automovilística: un exclusivo Bugatti Chiron con sus iniciales que el portugués adquirió por 3 millones de euros.

"Tú eliges la vista", ha escrito para acompañar la imagen, en la que también se puede contemplar un Mercedes-Benz en color negro que forma parte de su lujosa colección de coches. Pero regresando a la máquina sobre la que descansa el luso, es una de las quinientas piezas que realizó la firma y que Cristiano, un admirador confeso de los coches, no pudo dejar pasar por alto. Otra de esas escasas unidades descansa en el garaje del que fuera su compañero en la delantera del Real Madrid Karim Benzema.

Ver esta publicación en Instagram

You choose the view 😉😅

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

El sucesor del Bugatti Veyron es pura potencia, gracias a los 1.500 CV que produce su motor. Su poderío es tal, que casi resulta ridículo medir el tiempo de aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora, pues no tarda ni siquiera 2,5 segundos. Su medición se realiza de 0 a 200, donde tarda poco más de 6 segundos, para llegar a 300 km/h emplea 13,1 segundos y para alcanzar los 400 km/h necesita tan solo 34,6 segundos. Sus prestaciones le hacen capaz de alcanzar los 490 kilómetros por hora, aunque está limitada por electrónica hasta los 420 para su utilización en carretera.

Y si sus entrañas son asombrosas, también lo es tanto su exterior como el habitáculo para el conductor. El primero de ellos cuenta con una línea aerodinámica con un recuerdo al Type 57 Atlantic, y la parte trasera recuerda irremediablemente a los coches de competición. Además, dispone de un spoiler que se eleva si la máquina lo requiere para contribuir a la frenada. El interior, por su parte, es minimalista, con barras de carbono para controlar la climatización y un velocímetro que se eleva hasta los 500 km/h.