MERLOS PLACE BRITÁNICO

Neil Ferguson, el 'Fernando Simón británico', protagoniza un Merlos Place

Tras superar el COVID-19, recibió la visita de su amante hasta en dos ocasiones. Su propia suegra salió en su defensa alegando que "tenía el virus".

neil ferguson merlos place británico fernando simón dimisión amante confinamiento coronavirus suegra
Imperial College Londres

Neil Ferguson se ha convertido en el protagonista absoluto de las últimas horas en Reino Unido. Si bien, independientemente de sus recientes actos, viene siendo el protagonista del confinamiento británico, lo cierto es que para muchos españoles su nombre puede resultar desconocido. Sin embargo, podría decirse que es el ‘Fernando Simón británico’.

La causa por la que ha sido protagonista en el panorama británico de manera paralela a su trabajo es que se ha saltado el confinamiento para que su amante acuda a verle. No en una ocasión, sino en dos. Este epidemiólogo dio positivo por COVID-19 apenas unos días después de decretarse el aislamiento de la población en Reino Unido.

Recibió la visita de su amante en pleno confinamiento

Días después de acabar su propio aislamiento, Ferguson recibe la visita de Antonia Staats, una activista de 38 años, casada, con dos hijos y que es su amante; tal y como informa The Telegraph. Es aquí cuando comienza el famoso Merlos Place pero en versión británica. Pese a no aparecer en la videollamada, lo cierto es que Antonia Staats sí se encontraba en el domicilio del científico mientras éste hablaba en una entrevista de las importantes restricciones que deben seguirse, al menos, hasta junio.

La dimisión de Ferguson llegó hace unas semanas, cuando el marido de Antonia Staats -su amante- comienza a presentar síntomas de coronavirus. “Acepto que cometí un error de juicio y tomé el curso de acción incorrecto. Por ello, he dado un paso atrás en mi actividad en SAGE (Grupo Asesor Científico de Emergencias). Me arrepiento profundamente de cualquier menoscabo del mensaje de la necesidad de la distancia social para controlar esta epidemia”, explicó.

La propia activista ha reconocido, tras publicarse este escándalo -que bien podría denominarse ‘culebrón’- que no está arrepentida de sus últimos hechos, y es que, asegura, mantiene una relación abierta con su marido. Situación muy distinta a la de Neil Ferguson, que según ha explicado su suegra, estaría separado de su mujer.

La suegra de Ferguson salió en su defensa

Eileen Pirie, a sus 79 años, salió a defender en las últimas horas a su yerno asegurando que “ha sacrificado gran parte de su vida personal por esto: nunca miraba el reloj, no le importaba la hora que fuese, siempre estaba trabajando. Quizás no debería haberlo hecho, pero tenía el virus, grandes responsabilidades y unos pocos amigos. ¿Es su novia? Tal vez, no lo sé”.

Además de defender a Ferguson, la señora Pirie también explicó cuál es la situación actual del matrimonio. El ‘Fernando Simón británico’ alterna su casa de Londres con la residencia familiar de Oxford, obligándole el coronavirus a permanecer en la primera, aunque sin desatender a su hijo de 16 años.

Cabe destacar que Neil Ferguson es el hombre que habría recomendado a Boris Johnson cambiar su política con respecto al confinamiento ante el COVID-19, incluso antes de que el máximo dirigente británico diese positivo. Precisamente el primer ministro británico aseguró que Ferguson había tomado “la decisión adecuada al dimitir”.