TELEVISIÓN

Saray escandaliza en 'Masterchef' con un pájaro muerto y es expulsada de inmediato

La popular concursante encolerizó ayer a los jueces del talent show con su polémica propuesta culinaria: una perdiz sin desplumar ni cocinar.

Saray escandaliza en 'Masterchef' con un pájaro muerto y es expulsada de inmediato

'Masterchef' es un programa en el que la tensión y las sorpresas están a la orden del día. Las presiones a las que se encuentran sometidos los concursantes y las elevadas exigencias del jurado son algunas de las razones por las que el show culinario resulta tan trepidante para gran parte de la audiencia. Sin embargo, pocas veces se ha vivido en las ediciones del programa un momento tan impactante como el que tuvo lugar anoche.

La protagonista del episodio fue Saray, educadora social cordobesa de 27 años, gitana y transexual, que se había convertido en una de las favoritas del público por su espontaneidad y simpatía. Pero la concursante empezó ayer con el pie izquierdo y durante la primera prueba le fue dado el delantal negro por preparar unas galletas y batidos, algo que a Jordi Cruz le pareció "un cachondeo" teniendo en cuenta que se les había dado una hora y media para elaborar el postre. El duro veredicto del jurado sentó muy mal a la joven, que llegó incluso a declarar a sus compañeros que se quería largar del programa: "A mi casa ya. Me piro".

Con los ánimos así de caldeados llegó el momento de la prueba de la expulsión. A Saray le dieron (su compañero Andy repartió los tiempos) un margen de solo 20 minutos para hacer una propuesta con el producto que había dentro de una 'caja sorpresa', y que en su caso resultó ser una perdiz. "Me da mucho repelús. Y con pelos y todo. No puedo. ¿Pero qué me estás contando? Ni muerta, ni muerta", exclamó la andaluza al descubrir el ingrediente. Finalmente, lo que decidió fue hacerle "una camita" de salsa al ave, peinar sus plumas con un cuchillo, decorarlo con varios tomatitos y bautizar su obra final con el nombre "pájaro muerto en lo alto de un plato".

Pepe Rodríguez ya le había advertido que lo mejor era que no presentara ese plato. Pero Saray quiso ir hasta el final y se plantó ante los jueces con su propuesta. Y la reacción de estos, que al principio parecían no dar crédito a lo que veían, acabó siendo de enfado absoluto. "Te voy a ser franco", le espetó Jordi Cruz, "no he visto lo que has hecho, pero que le faltes el respeto a mí, a tus compañeros, al programa y a las 28.000 personas que se han presentado al casting... Evidentemente, no se puede hacer".

Las cosas se recrudecieron todavía más cuando Saray trató de defenderse y el chef catalán la cortó con brusquedad: "No he acabado de hablar. Ni se te ocurra abrir la boca porque no tienes nada que decir hoy. Nos hemos equivocado contigo terriblemente, creo que ha sido la vez que más nos hemos equivocado".

La concursante trató de justificarse con lo siguiente: "Se me quitaron las ganas de todo al ver al ave moribunda y al tener solo 20 minutos para cocinar". Pero sus argumentos no convencieron a nadie. "He estado correcto contigo al decirte que no presentaras ese plato, que no te mofaras", le reprochó Pepe Rodríguez. "Has demostrado que no eres inteligente. Vienes aquí con la gracia que piensas que tienes tú a hacer esta idiotez".

La fría y tensa despedida, inédita en el programa, se cerró con las siguientes palabras de Jordi Cruz a Saray: "Te agradecería que te quitaras ese delantal, que no mereces ni el negro, y cruces esa puerta ahora". La protagonista de todo el revuelo se limitó entonces a soltar un "bye, bye", y a dirigirse hacia la salida mientras tarareaba una canción. Al llegar al umbral, se giró por última vez para proclamar un fuerte "olé".

El momento, como era de esperar, ha causado un importante revuelo en las redes sociales. Memes, bromas y también críticas serias por su comportamiento, tachado de irrespetuoso, han copado Twitter a lo largo de la noche. La propia Saray ha acabado por publicar unas disculpas: "La verdad es que me pudo la situación y soy muy de arrebatos. Sentía que ya estaba escrito, que era mi momento de irme... y me bloqueé, me vine abajo y me superó... Lo siento", escribió esta madrugada.