INGLATERRA

Neville recuerda sus problemas de convivencia con Beckham en el Manchester United

Los futbolistas compartieron habitación durante seis meses y ahora, el exdefensa ha revelado en una entrevista las diferencias de personalidad y hábito de ambos.

Neville recuerda sus problemas de convivencia con Beckham en el Manchester United

David Beckham comenzó a labrarse su meteórica carrera en el fútbol en el Manchester United, club en el que debutó con tan solo 17 años a principios de los 90. El excentrocampista inglés estuvo más de una década vistiendo los colores de los Red Devils, y a lo largo de aquellos años su nombre pasó a formar parte del firmamento de las grandes figuras del balón.

Y ahora, uno de sus compañeros de vestuario de entonces, el exdefensa Gary Neville, ha recordado en una entrevista con Sky Sports cómo era el día a día junto al dueño del Inter de Miami. Neville desarrolló la totalidad de su trayectoria como jugador en el United (estrenándose en 1992 y retirándose en el 2011), y durante un tiempo, de hecho, llegó a compartir habitación con Beckham.

"Me alojé con David Beckham durante unos seis meses, porque luego cada jugador pasó a tener su propia habitación", rememoró el actual entrenador (que, conviene recordar, llegó a estar al frente del Valencia durante la temporada 2015-2016). Y por lo visto, la convivencia entre los dos no fue precisamente fluida: "Tuve dos grandes problemas con Becks...", refirió Neville durante su charla con el canal, antes de especificar lo siguiente: "Bueno, ¡él los tuvo conmigo!"

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gary Neville (@gneville2) el

Según ha explicado, una de los factores por los que Beckham y él no lograron entenderse del todo estaba directamente vinculado a sus preferencias horarias: "Yo solía acostarme a las 9 de la noche. Y me despertaba a las 5 de la mañana. Él se quedaba despierto hasta las 11 de la noche y quería levantarse a las 8 de la mañana. Así que, básicamente, él me mantenía despierto de 9 a 11 y luego yo lo levantaba a las 5 de la mañana".

No fue esta la única diferencia que tuvieron que afrontar ambos durante sus meses como 'compañeros de piso': "Él es la persona más limpia que conozco", manifestó el exdefensa, "entra en su habitación, enciende velas, coloca fotos. Todo tiene que ser absolutamente perfecto, ha sido así desde que tenía 18 años". Y esta pulcritud de Beckham chocaba con el estilo más desenfadado de Neville, que tal y como ha reconocido, "simplemente, yo tiro todo por todas partes".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gary Neville (@gneville2) el

Pero más allá de los pequeños gestos cotidianos, la problemática principal, como ha confesado el exfutbolista, radicó en lo contrario de sus temperamentos: "Yo siempre estaba hablando, siempre discutiendo, y él era todo lo contrario a eso. Le gustaba escuchar música, quería paz, quería relajarse y estaba en el extremo opuesto del espectro donde estaba yo".