REAL MADRID

Drenthe ahora es... actor

El exjugador del Real Madrid, que ahora milita en el Kozakken Boys de la tercera holandesa, participa en la famosa serie de su país Mocro Maffia.

Futbolista, rapero, propietario de un bar, una perfumería y un gimnasio... Y ahora actor. Royston Ricky Drenthe (32 años) acaba de actualizar su curriculum con su primera incursión en el mundo de la interpretación. El holandés hace un cameo en la segunda temporada de Mocro Maffia, popular serie de su país sobre organizaciones criminales especializadas en el tráfico de cocaína. “Ha llegado el momento... Después de un largo silencio, ¡finalmente puedo anunciar que me pueden ver en la serie MOCRO MAFFIA! ¡Estoy súper emocionado por mi participación en la serie y no puedo esperar para divertir a los espectadores con mi papel! Estoy más que emocionado de mostrarte este otro lado de Royston, espero que lo disfrutes tanto como yo. ¡Así que ve a verlo!”. Así anunciaba el exjugador del Real Madrid en sus redes sociales esta nueva aventura.

La vida de Drenthe es una montaña rusa. Después de tener en 2007 Europa a sus pies al ser nombrado MVP de la Eurocopa Sub-21, fichó por el Real Madrid y generó unas expectativas enormes con un golazo espectacular ante el Sevilla en la Supercopa de España. Nada más llegar a la capital de España tuvo un accidente de madrugada con el coche y sus escándalos extradeportivos comenzaron a ser más frecuente que sus buenas actuaciones sobre el césped. Nunca se hizo un sitio en el equipo blanco y en 2010 fue cedido al Hércules. En sus últimas semanas en el Madrid coincidió con Mourinho, que llegó ese mismo verano al banquillo del Bernabéu. "Nunca tuve buena relación con Mourinho. También tuve muchos desencuentros con David Moyes luego en el Everton", llegó a decir Drenthe, que reconoció su fama de 'bad boy’.

Su salida del Madrid inauguró una etapa en la que Drenthe no paró de dar tumbos por media Europa: Hércules, Everton, Alaniya Vladikavkaz, Reading, Sheffield, Kayseri y Bani Yas hasta que en 2016 decidió retirarse del fútbol. Se hartó. “Pensaba que era mejor retirarse y estar para mis hijos. Me gusta el fútbol, pero si me pone triste... ¿para qué jugar? Luego siempre pasaba algo en mis clubes. En un sitio no te pagaban, en otros... Bah, una mierda”, confesó en una entrevista en AS el año pasado. Entonces decidió centrarse en el rap, su otra gran pasión.

Pero entre album y album le dio también tiempo para editar su biografía, en la que repasó su trayectoria como profesional y narró los aspectos más oscuros del deporte rey con los que tiene que lidiar el jugador. Y en 2018, tan repentinamente como se marchó, Drenthe decidió volver al fútbol. Fichó por el Sparta Rotterdam, de la Segunda holandesa. "Es mi ángel salvador", dijo en su presentación. Estuvo una temporada en la que volvió a disfrutar. Ahora juega en el humilde Kozakken Boys de la tercera división de su país, pero también está intentando formarse. Comenzó a entrenar jóvenes en Holanda, recibiendo apoyos como el de la Federación Holandesa de Fútbol y del Feyenoord, y ahora se zambulle en el mundo de la interpretación. Sin duda, su vida sí que da para una serie.