JUEGO DE TRONOS

Emilia Clarke se pronuncia por primera vez sobre el polémico final de Juego de Tronos

La actriz que encarna a una de las protagonistas de la serie se ha mostrado del lado de los críticos y reconoce que fue "demasiado abrupto".

emilia clarke final juego de tronos game of thrones got polémico

A poco tiempo para que se cumpla un año desde el final de Juego de Tronos, una de sus protagonistas no ha dudado en pronunciarse sobre el polémico final de la serie. Se trata de la actriz Emilia Clarke, una de las protagonistas que más ha hablado en este último año de la serie y de su propia vida.

Un final que no gustó a sus seguidores

La actriz estadounidense fue entrevistada en las últimas horas por The Sunday Times, donde no pudo evitar responder a una de las polémicas que han girado en torno a la serie en este último año: su final. A la gran mayoría de seguidores no les gustó cómo los guionistas resolvieron el final de una serie que se ha prolongado durante ocho temporadas brillantes y que, sin embargo, dejó con la miel en los labios a más de un fan.

No me sentí nada feliz cuando leí el guión, y en cada giro de la trama intenté no pensar demasiado en lo que iban a decir los demás cuando se emitieran los capítulos. Sin embargo, en el fondo siempre tuve presente lo que pudieran opinar los seguidores. Al fin y al cabo, todo se lo debíamos a ellos”, explicó sobre el momento del guión final.

Deslizó la idea de haber prolongado el final

Sin entrar en spoilers para todos aquellos que aún no han visto la serie, o su final, Emilia Clarke abordó el tema del polémico último capítulo de la serie diciendo que “quizá terminamos de manera demasiado abrupta. A lo mejor podríamos haber desarrollado la historia varios capítulos más para que todo tuviera más sentido”, admitió.

La actriz no es la primera que se pronuncia al respecto de la serie, y es que esta opinión es la mayoritaria entre todos los seguidores de Juego de Tronos, que incluso llegaron a recoger firmas para que le dieran una vuelta al final. Emilia Clarke ya reconoció el pasado septiembre que le parecían halagadoras las críticas a la resolución de la serie, puesto que esto evidenciaba que tenían mucho cariño a su personaje.

Sin duda, el éxito ha terminado siendo un bendito problema para Juego de Tronos, y es que después de ocho temporadas y un promedio de 12 millones de seguidores solo en Estados Unidos se ha convertido en una de las series más seguidas de los últimos tiempos. Posiblemente esta haya sido la razón por la que no se haya podido contentar a todo el mundo con el final, aunque quizá una vuelta no hubiese estado de más.