Nuevo Look

¿Por qué Neymar se ha tenido que rapar la cabeza?

Después de teñirse el cabello en rosa neón, el brasileño ha sorprendido a todos luciendo un nuevo look con la cabeza totalmente rapada.

¿Por qué Neymar se ha tenido que rapar la cabeza?

Hace unos días el jugador brasileño del PSG, Neymar, nos sorprendió a todos con un nuevo cambio de look y apareció luciendo un nuevo peinado en el que se había teñido el pelo con un tono rosa neón que difícilmente pasaba desapercibido. El crack del club parisino nos tiene acostumbrados a sus continuos cambios de imagen y ahora, unos días después de su último y extravagante peinado, Neymar ha aparecido con la cabeza totalmente rapada al cero.

Ver esta publicación en Instagram

Fui feliz, atura ou surta 🤪😂❤️ 28

Una publicación compartida de ene10ta Érre 🇧🇷 👻 neymarjr (@neymarjr) el

El jugador brasileño se hizo una fotografía a sí mismo y la subió a sus redes sociales junto al siguiente mensaje: "club de los calvos", quizás haciendo alusión a que José Mourinho apareció recientemente con la cabeza totalmente rapada al igual que él. El caso es que según ha desvelado Le Parisien, ahora parece que más que por moda, Neymar se ha tenido que rapar la cabeza por necesidad.

Según apunta el medio francés la estrella brasileña se afeitó la cabeza a mediados de la semana pasada. De hecho, durante la pasada celebración de su cumpleaños, el miércoles 5 de febrero, el número 10 del PSG ya se había cortado el pelo. El brasileño había ocultado su nuevo aspecto durante sus últimas apariciones públicas utilizando gorras y sombreros por la calle y gorro para el entrenamiento con su equipo.

Motivo de su nuevo 'look'

Todo apunta a que Neymar se ha tenido que afeitar al completo su cabeza debido a la salud de su cuero cabelludo, que quedó seriamente dañado tras teñir su pelo de rosa chillón y que previamente había llevado teñido de blanco. Le Parisien se habría puesto en contacto con una especialista en tintes ha explicado que el crack brasileño para obtener ese tono rosa chillón, tuvo que hacerse por lo menos dos decoloraciones para después usar sobre el pelo blanco resultante un tinte rosa.

Este proceso ademñas, esconde un arma de doble filo y es que tras obtener el tono rosa chillón este solo se puede mantener unos días utilizando los cuidados oportunos, después se desvanece dejando a un lado el tono chillón por un rosa pastel. Tras esto, la única solución que queda es raparse el pelo al cero y esperar a que vuelva a crecer y recuperarse al completo.