Valencia

El bonito mensaje de Ezequiel Garay para su hijo Antonio, que sigue en el hospital

El central del Valencia quiso dedicarle unas hermosas palabras a su pequeño y lanzó un menaje de tranquilidad para la afición del club del Turia.

Actualizado a

Los últimos días están siendo muy difíciles para Ezequiel Garay y su familia. La derrota del Valencia ante el Getafe por tres goles a cero queda en un segundo plano ante los nervios que provoca tener a un hijo ingresado por una neumonía bilateral que obligó a su hospitalización de urgencia el pasado 5 de febrero. Todo ello mientras el futbolista se recupera de la operación a la que se ha sometido para reparar el ligamento cruzado de su rodilla derecha, lo que le mantendrá alejado de los terrenos de juego por lo menos seis meses.

El central argentino ha recurrido a las redes sociales para enviar un mensaje de ánimo a su pequeño Antonio, al que recientemente le encontraron unas machas blancas en el pulmón que tienen en vilo a sus padres. De hecho, Tamara Gorro explicó en su perfil de Instagram que "dentro de la gravedad, porque no es moco de pavo, no es nada más", pero que ha sufrido mucho al ver cómo pinchaban a su hijo y le mantenían "en aislamiento preventivo".

"Mi pequeño gran hombre, llevas la sangre de tu mamá, pequeño, en nada estamos en casita mi rey. Te amo mucho, precioso de papá", escribió el defensor en su cuenta, en la que hace unos días también le dedicó un cariñoso mensaje a su esposa por el apoyo que le está ofreciendo durante los días posteriores a su grave lesión.

"Qué te voy a decir, mi vida. Solo me salen palabras de agradecimiento. Gracias por estar a mi lado, gracias por cuidarme, gracias por no despegarte ni un segundo de la cama. Eres la persona más increíble e impresionante que conocí en mi vida. Te amo mucho, pequeña mía", escribió en un comentario muy aplaudido por sus seguidores.

Por su parte, Tamara Gorro también quiso desahogarse con un extenso texto que servía de respuesta para todos aquellos seguidores que le preguntaban de dónde sacaba fuerzas para estar a tope ante los golpes que ha recibido su familia. "Soy una afortunada porque gracias a Dios, la salud de mi hijo y de mi marido están bajo control. Por desgracia, hay otras familias que no tienen la misma suerte. Por lo tanto, cero lamentaciones y a seguir tirando del carro. Eso sí, cuando todo pase, me encerraré en la habitación para dormir doce horas del tirón", publicó.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?