PROBLEMAS FAMILIARES

Kourtney Kardashian, al borde de 'romper' con sus hermanas

La creciente tensión y los roces de los últimos meses ponen en jaque la continuación de la mayor del clan en el famoso reality familiar.

Kourtney Kardashian, al borde de 'romper' con sus hermanas

Ya son muchos años los que llevan las hermanas Kardashian al frente de la telerrealidad estadounidense de mano de su programa 'Keeping Up with the Kardashian', que se estrenó por primera vez en antena en el año 2007. Ha sido toda una década de exponer públicamente no ya solo el desarrollo de sus vidas, familias y negocios, sino también sus desencuentros y desavenencias.

Ver esta publicación en Instagram

Favorite #KUWTK quotes. Go.

Una publicación compartida de Kardashians on E! (@kuwtk) el

Pero ahora parece que se ha alcanzado un punto de inflexión inédito en el reality y la relación entre las hermanas más famosas de la televisión. Y es que, pese a que los problemas entre unas y otras han sido continuos a lo largo de los años, el clan siempre se ha mantenido unido. Hasta ahora. Tal y como se ha podido ver en el último capítulo de la decimoséptima temporada del programa, la mayor del clan, Kourtney Kardashian, ha insinuado fuertemente estar a punto de bajarse del aparentemente indestructible carro del reality.

La primogénita de Kris Jenner ha experimentado mucha tensión con sus hermanas, especialmente con Kim y Khloé, a lo largo de los últimos episodios, haciendo sonar las alarmas, de hecho, de que estas la querían fuera del programa. Aparentemente, la rigidez de Kourtney para ajustarse a los planes de grabación y su aparente falta de entusiasmo y dedicación al show, le habrían enfrentado con el resto de la familia. Y el antídoto propuesto por la matriarca para tratar de regenerar las relaciones (un viaje a Wyoming), solo sirvió para que las cosas terminaran de estallar por los aires.

"Siento que Kim y Khloé me han estado haciendo 'bullying' los últimos dos años cuando no hago algo que se ajuste a los moldes de cómo quieren ellas que sea", se confesó la mayor de las Kardashian, "creo que, no importan las circunstancias, mis hermanas siempre están buscando una razón para darme mierda". Kourtney llegó incluso a amenazar con marcharse en mitad del viaje familiar en el que se encontraban: "¿Por qué iba a querer estar con un puñado de personas que, literalmente, solo se meten conmigo? ¿Por qué hay una constante necesidad de criticar?"

Las protestas de Kourtney, que se quejó también de que las cosas en el reality ya no eran "divertidas" ni "ligeras", y que ya no disfrutaba de que "estemos todas juntas", llegaron a su clímax cuando se planteó el futuro del show. "Si todos actuáramos como tú", le reprochó Kim, "no tendríamos programa". La mayor de las hermanas se defendió aludiendo a sus tres hijos, "prioritarios" para ella, algo que aseguró que había repetido hasta el hartazgo y sobre lo que no iba a cambiar de opinión.

Ver esta publicación en Instagram

Overwhelmed with thankfulness, words can not express.

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el

Al final, la conclusión a la que llegó Kourtney empieza a tener sabor de despedida: "Estoy llegando a un punto en el que no soy feliz. Todo el mundo tiene su punto de ruptura. La vida es corta. No todo es filmar este show", admitió rotundamente la también empresaria. "No está bien que me sienta al límite", añadió, "necesito un descanso y no quiero grabar más".

La opinión de Kim y Khloé

Kim Kardashian reflexionó en los siguientes términos sobre las dudas de su hermana. "Creo que está realmente dividida en cuanto a qué hacer. ¿Se queda en el programa o se marcha y vive esa vida diferente que lleva tanto tiempo diciendo que quiere vivir? Espero que Kourtney encuentre claridad en la decisión por la que se decante finalmente. Solo quiero que sienta que está en paz". Khloé, por su parte, aseguró que "nunca quiero ver a mis hermanas tristes o enfadadas. Creo que todo el mundo tiene que hacer lo que es mejor para ellos".

Si Kourtney finalmente opta por decir adiós a 'Keeping Up with the Kardashian', esto supondría un cambio sin precedentes en los casi 13 años de emisión del reality. Y es que pese a las idas y venidas de las hermanas, hasta ahora ninguna de ellas se había plantado de forma tan tajante con el show que ha supuesto el trampolín principal del éxito del que disfrutan todas en la actualidad.