'GH VIP'

La noche de Gianmarco y Adara en 'GH VIP': "Fue un morreo tras otro..."

Adara y Gianmarco han estado despiertos toda la noche. el italiano ya está fuera de la casa y Adara asegura que ya tiene claros sus sentimientos. Hubo beso a las 9 de la mañana.

La noche de Gianmarco y Adara en 'GH VIP': "Fue un morreo tras otro..."

La noche de ayer fue decisiva en la trama que más ha enganchado a los espectadores de esta séptima edición de 'Gran Hermano VIP': la formada por Gianmarco, Adara y la pareja en el exterior de esta, Hugo Sierra. La confusión sentimental de la joven durante las últimas semanas, en las que su corazón ha oscilado de un hombre a otro, encontraba ayer una oportunidad decisiva para disiparse con la entrada en la casa del italiano, el exconcursante elegido por el público para dormir junto a las finalistas en Guadalix.

Tras la conversación de reencuentro que mantuvieron los dos protagonistas en el bunker, la noche se desplegaba por delante llena de posibilidades, de momentos de intimidad y de opciones para tratar de aclarar exactamente qué sienten el uno por el otro y cuáles son sus planes para el futuro. Y los eventos se desarrollaron de la siguiente manera:

Ver esta publicación en Instagram

¿Qué os ha parecido el reencuentro entre Gianmarco y Adara? #MeGustaGHVIPLímite13

Una publicación compartida de Gran Hermano (@ghoficial) el

Conversación con las chicas de la casa

A la salida del bunker, la pareja se reunió con el resto de finalistas, y aprovechando una ausencia de Gianmarco para ir al baño, Alba quiso dejar claro a Adara que veía a Gianmarco "muy guapo". Además, Noemí aprovechó para concluir que, visto lo visto, parecía claro que se quedaba definitivamente con el italiano: las expresiones y gestos de Adara no dieron pie a dudas.

Con el regreso de Gianmarco, las chicas le plantaron sobre la mesa diversas preguntas y, por otro lado, confesaron al italiano que estaban seguras de que Adara estaba enamorada de él. Gianmarco, por su parte, aprovechó para contar lo mucho que había sufrido estos últimos días, a raíz del beso de Adara y Hugo Sierra y para plantear sus propias inseguridades.

Gianmarco en el confesionario y la petición de Adara

La nueva salida de escena del italiano permitió que las chicas volvieran a centrarse en Adara y manifestaran su opinión sobre todo el asunto una vez más. "Si fueras mi hija te diría que vivas esto... que pasa muy pocas veces en la vida que te enamores de alguien que esté enamorado de ti", le soltó Mila a la madrileña. Noemí, sin embargo, aseguró encontrar raro a Gianmarco y no entender por qué se había marchado al confesionario en vez de pasar tiempo con Adara, algo en lo que estuvo de acuerdo Alba.

La protagonista de la velada, por su parte, quiso transmitir a sus compañeras sus ganas de pedirle al súper si era posible que pasara la noche con Gianmarco en el dormitorio clausurado. "Tienes las cosas más claras de las que dices, pero estás cagada", le dijo Alba a su compañera.

Caricias y los 'sueños calientes' de Adara y Gianmarco

Con el regreso de Gianmarco del confesionario, la pareja continuó su charla a solas, y se confesaron, entre risas, los sueños que habían mantenido el uno con el otro cuando convivían en Guadalix, insinuando de forma evidente el contenido erótico de los mismos.

Además, a medida que iban recordando distintos momentos que habían compartido juntos, la pareja también comenzó a acercarse más y a dedicarse abrazos, besos en la mejilla y caricias. Gianmarco también declaró aprobar la idea de Adara de pedir al súper si les podía abrir el dormitorio privado (algo que al final no pudo suceder porque las cámaras no funcionaban).

Durante esta larga conversación, no todo fue dulzura tampoco, pues Gianmarco le reprochó a Adara sus respuestas vagas y sus muchos "no sé": "No digas nunca más esta palabra", le pidió, "es una pesadilla".

El momento 'Deluxe'

El grupo volvió a reunirse y las chicas (Alba y Noemí) quisieron saber si Gianmarco había acudido a 'Deluxe' para hablar de su paso por el programa. Su respuesta afirmativa dejó a Adara algo inquieta, aunque luego, ante la insistencia del italiano sobre no haber dicho nada malo de ella, terminó por tranquilizarse: "No pasa nada... Me ha sorprendido un poquito porque no te esperaba ahí", manifestó.

Un poco más tarde, Gianmarco admitió también a Mila que se había hecho un poli y que le había salido "genial", aunque por lo general, quiso evadir las inquisiciones acerca de su recorrido por los platós televisivos.

Su romántico plan de ir a ver las luces de Navidad

Uno de los momentos más tiernos de la velada llegó cuando, hablando de los planes de Navidad, Gianmarco le recordó a Adara su promesa de enseñarle las luces de la ciudad. "Tenemos que ir juntos", le pidió, a lo que Adara contestó con un "vale" y una risita de lo más ilustrativos. Alba y Noemí acabaron derretidas en su papel de espectadoras. "Esto me ha encantado. Te está esperando para ir", le dijo la colaboradora de 'Ya es mediodía'.

Nuevo interrogatorio a Gianmarco

Mila llegó para sumarse al grupo, y las chicas volvieron a lanzar una batería de preguntas a Gianmarco, con Alba como líder del interrogatorio. El italiano fue preguntado acerca de cómo se sentía al respecto de que Adara tuviera un crío. "Cuando tú amas a una persona vas a amar también a la persona que forma parte de su vida", respondió el italiano firmemente, que además, confirmó que estaba dispuesto a mudarse y que ya se había empadronado en Madrid.

Tras retomar brevemente el tema del 'Deluxe', Adara y Gianmarco se reconocieron parte de sus miedos. Ella confesó estar asustada ante la perspectiva de que él la pueda dejar tirada, a lo que el italiano le reprochó que la más ambigua sobre su relación había sido ella hasta ahora. Adara procuró justificarse clamando que "pensaba que mi relación era de una manera y después me di cuenta que no. Antes de ti".

Final de la noche con besos y abrazos

A las ocho de la mañana, ya con las primeras luces del alba, la pareja empezó a considerar irse a dormir (al dormitorio común). Y fue cuando se encontraban buscando ropa de cama para Gianmarco cuando tuvo lugar el momento más tierno entre ambos: Gianmarco optó por echarse encima de Adara y cubrirla de besos en el cuello y las sienes.

"Te queda semana y media", recordó él. La madrileña le preguntó si "sería capaz de esperar". "He esperado tres meses, no voy a esperar semana y media", fue la respuesta del italiano. Y con ello y las cosas, por lo que parece, más claras que nunca, finalizó la noche más importante para la resolución del triángulo amoroso que más revuelto ha engendrado de la edición.

¡Por fin hubo beso!

Pero el gran momento llegó a las 9:00 horas. Fue cuando los dos protagonistas se fundieron en un beso que veremos en la gala de por la noche. Adara se lo contaba así a sus compañeras: "Ha sido como una película, esto me ha ayudado a decidirme" "¿Cómo fue el beso? ¿Fue un morreo?", le pregunta Noemí. "Sí, fue un morreo tras otro, en el ropero, tumbaditos, de pie, sentados. ¿El primero? "Pues estábamos cada vez más cerca, sentía su respiración...".

Gianmarco sale de la casa y Adara resume su noche

El italiano ha salido esta mañana de Guadalix y ha querido mandar un mensaje a sus seguidores a través de Twitter, en el que, mostrándose muy sonriente y contento, ha estamentado lo siguiente: "Las emociones del corazón no se pueden controlar".

Adara, por su parte, ha hecho esta mañana una recapitulación a sus compañeras de sus emociones y sentimientos durante la velada. La madrileña les ha contado que Gianmarco le había "dado muchos besitos" y que de ir Hugo Sierra a la casa, no dormiría con él. Al final, su conclusión habla por sí sola: "Vaya noche que he pasado, ha sido de película. Ya lo tengo claro". "Me parece peor estar entre dos aguas, no tengas mala conciencia", le dice Alba

Seguiremos informando...