Acusación

Una actriz francesa acusa a Polanski de haberla violado en 1975

En su testimonio, Valentine Monnier, también cuenta como el director le dio nuemorosos golpes hasta que dejó de resistirse.

Una actriz francesa acusa a Polanski de haberla violado en 1975

La actriz francesa Valentine Monnier acusó este pasado viernes al cineasta franco polaco, Roman Polanski, de haberla violado en 1975; la intérprete también sostiene que el director propinó una fuerte paliza para que no se resistiera. Los hechos ocurrieron en Suiza cuando Valentine tenía tan solo 18 años.

Ahora, cuarenta y cuatro años después y a unos días del estreno de la última película de Polanski, J'accuse, la actriz y fotógrafa francesa ha decidido romper el silencio y hablar para el diario francés, Le Parisien, sobre la agresión sexual que sufrió por parte del cineasta.

"En 1975 fui violada por Roman Polanski. No tenía ningún vínculo con él, ni personal ni profesional, apenas lo conocía. No fue en el exceso de una fiesta (ni alcohol ni drogas). Fue de una violencia extrema, después de un descenso de esquí, en su chalet en Gstaad (Suiza)", ha declarado la fotógrafa para el medio.

Ver esta publicación en Instagram

My dear Ro❤ #romanpolanski #director #master

Una publicación compartida de Roman Polanski (@romanpolanskipoland) el

Además, Valentine continúa con su declaración añadiendo que el cineasta le propinó numerosos golpes hasta que se dejó de resistir: “Me golpeó, me golpeó hasta que me rendí y luego me violó haciéndome sufrir todas las vicisitudes”.

Monnier también relata como Roman le pidió perdón entre lágrimas por lo que acababa de ocurrir y que además el resto de personas que se encontraban en ese momento en el chalet la convencieron para que permaneciera silencio.

Defensa de Polanski

Por su parte el abogado del director ha declarado a Le Parisen que Roman Polanski: “rechaza firmemente toda acusación de violación” y además señala que los hechos alegados ocurrieron hace 44 años y nunca fueron puestos en conocimiento de la Justicia.

Ante esto Monnier explica que guardó silencio porque "considerando la impotencia de la justicia, no habría hallado ningún alivio expresándome en público y exponiendo inútilmente a mis allegados".

Recordemos que no es la primera vez que el cineasta ha sido denunciado por delitos sexuales, sobre Polanski pesa desde hace cuarenta años una orden de busca y captura por la violación de una menor en Estados Unidos en 1977 y numerosas acusaciones por abusos sexuales.