TELEVISIÓN

Tensión y reproches entre Anabel Alonso y Tamara Falcó en 'Masterchef'

Las dos concursantes acabaron protagonizando una discusión en medio de una de las pruebas más estresantes del programa gastronómico.

Tensión y reproches entre Anabel Alonso y Tamara Falcó en 'Masterchef'

'MasterChef Celebrity' continua su andadura en La 1 y a medida que los famosos participantes van haciéndose cada vez más a la dinámica entre fogones, la complicación de los platos que tienen que preparar o las circunstancias poco favorables en las que se ven obligados a manejarse, asciende a pasos acelerados.

En el programa de ayer, los concursantes fueron sacados de la comodidad del plató y se les llevó a hacer una prueba de sus dotes culinarias en el exterior. Concretamente, al mítico Florida Retiro, donde, divididos en dos equipos, se vieron ante el desafío de tener que preparar 60 raciones en un tiempo de 150 minutos. Al frente de uno de los grupos se puso de capitana a Vicky Martín Berrocal, y en el otro, a Anabel Alonso (que terminaría por convertirse en la expulsada del episodio). Pero al poco de comenzar la tarea, los jueces decidieron intercambiarlas.

Y fue a partir de este trueque cuando comenzaron las tensiones. Y es que a la cómica, que se mostró bastante agobiada por la prueba, le pareció que Tamara Falcó (que ostentaba además el delantal dorado), no estaba haciendo gala de una actitud adecuada. "Tamara, ¿cómo estás?", le preguntó Anabel con urgencia para que la hija de Isabel Preysler le diera el parte de sus avances con los churros. "Aquí estoy", respondió escueta esta. "No, no, no es dónde, es cómo. Tamara contesta, soy la capitana, contéstame ¿cómo vas?". "Estoy bien", replicó, igual de parca, la socialité.

Y a partir de este intercambio de palabras, Anabel comenzó a enfadarse visiblemente, y ni la intervención de Juan Avellaneda, que trató de mediar y poner paz, sirvió para que la humorista y presentadora templara su tono. "Es que me mira como si me estuviera metiendo con ella", se quejó Anabel, mientras Tamara se limitaba a poner caras de lo más ilustrativas. "A mí no me gusta discutir, pero definitivamente me gusta aún menos que alguien me falte al respeto. Entonces, realmente, cuando Anabel me ha contestado mal, he decidido ponerla en su sitio", explicaba más tarde la hija de Preysler.

"Se toma las cosas como algo personal", protestó Anabel cuando Jordi Cruz entró para preguntar qué estaba sucediendo entre ambas. La actriz, además, negó haber insultado o contestado de malas formas, algo en lo que parecía no estar de acuerdo Tamara, que añadió además que "si me la llego a encontrar por la calle y me habla así también le contestaría”. “Dice que le he faltado al respeto, no sé qué punto le ha venido, pero no lo entiendo. Me he sentido como si yo fuera una chusquera barriobajera que no sabe hablar a la gente", se confesó después Anabel, que pese a asegurar lo contrario, pareció quedarse ostensiblemente 'picada' el resto de la prueba.