'GH VIP'

Alba Carrillo pide que echen a Frigenti de 'Ya es mediodía'

Y que ocupe su sitio Irene Junquera. Fue una petición antes de que se rompiera la amistad entre Alba Carrillo e Irene Junquera: "¡Que me dejes en paz!", le dijo Alba.

Alba Carrillo pide que echen a Frigenti de 'Ya es mediodía'

El vínculo que habían forjado Alba Carrillo e Irene Junquera en la casa de Guadalix de la Sierra vivió ayer una prueba de fuego durante el debate del reality, a lo largo del cual la tensión, los reproches, y finalmente, las lágrimas, acabaron devorando la conversación entre la periodista y la colaboradora televisiva. Los antecedentes del desencuentro que ambas mantuvieron por la noche tienen su origen, principalmente, en la desaprobación de Alba por cómo está gestionando Irene su relación con Kiko Jiménez, con el que la modelo está muy herida debido a un episodio del pasado.

Ya durante los últimos días en la casa, la ex de Feliciano López había querido dejar muy claro que ha perdido parte de la confianza en su supuesta amiga, tanto por ocultarle sus conversaciones con Kiko como por ser tan "indefinida" y pretender llevarse bien con todo el mundo. Algo que Junquera ha negado repetidamente desde entonces, muy afectada, e insistiendo en que es totalmente "leal" a Alba.

Y estando así las cosas, la carga emocional con la que se encontraban las dos amigas anoche en el plató no auguraba nada bueno.

El tuit de Miguel Frigenti

Alba empezó fuerte ya al principio de la ronda de tuis, en la que se lee a cada uno de los concursantes un comentario publicado por alguien del exterior. Y es que el mensaje dirigido a ella era de uno de sus compañeros del programa 'Ya es mediodía', Miguel Frigenti. ¿La razón? La modelo había bromeado previamente sobre él con Irene, a la que aseguró en cierto momento que, en su regreso al trabajo, iba a pedir que quitaran al cántabro del programa para que pusieran a la periodista en su lugar. Así lo explicó Carrillo: "Vamos, digo él porque me estará poniendo a caldo seguro, es muy amigo de Adara".

Y el tuit de contestación de Frigenti, que la modelo pudo leer anoche, no tiene desperdicio: "¿Por qué estás tan convencida de que estoy criticando tu concurso? ¿No será porque tú crees que está siendo decepcionante? Un beso para Adara". Unas palabras que desataron la cólera de Alba, que no dudó en tachar a su colega de "falso" y de "traidor".

La dramática discusión entre Alba e Irene

El momento álgido del debate, no obstante, llegó precisamente cuando le tocó a Irene leer el tuit dedicado a ella, en este caso escrito por una telespectadora del programa: "Para Irene: hemos visto en repetidas ocasiones cómo Alba te exige posicionarte y defenderla, te levanta la voz y tú asientes y agachas la cabeza. La conoces de tres semanas, por qué permites que te trate así?"

La periodista trató de responder a esto de forma tajante, aprovechando para volver a subrayar el cariño y la lealtad que profesa a su amiga. "Siempre me ha apoyado, ha estado conmigo en momentos súper importantes para mí", afirmó, "para mí ella es muy importante en este concurso, lleve tres semanas o cincuenta".

"Si me tengo que posicionar más al lado de ella, porque la quiero más y es así..." trató de seguir justificándose Irene cuando varios concursantes señalaron su juego a dos bandas con Alba y Kiko. Sus argumentos, sin embargo, no convencieron nada a su amiga, a la que además sentó muy mal saber que el público opina que 'maltrata' a Irene: "Yo saco la cara por ti, encima queda como que yo te alzo la voz a ti", manifestó muy disgustada.

Después del corte publicitario, la cosa terminó de derrumbarse. Alba empezó a llorar de forma desconsolada: "¡Que me dejes en paz!", le espetó varias veces a la periodista entre lágrimas, mientras clamaba que no quería continuar la amistad. Por el plató se extendió un silencio incómodo mientras Irene callaba, hundida, y Alba procuraba recomponerse. "¿Qué te está pasando?", le pregunto el presentador, Jordi González. "Estoy nerviosa y estoy triste", repuso Alba, que no quiso continuar la conversación.

Por útimo, Irene quiso desmentir la opinión generalizada entre sus compañeros de que la modelo le habla mal: "Yo tengo personalidad, aunque hable bajo no significa que me deje pisar y que me griten. Alba en ningún momento ha hecho eso conmigo, nunca", antes de añadir que "para mí, si ella quiere, es mi amiga". Habrá que ver si esa amistad sobrevive al debate de anoche.