En Instagram

El grave error de Josep Pedrerol al intentar quitarse barriga con Photoshop

El presentador de 'El Chiringuito' no se percató de un pequeño detalle cuando publicó una imagen desde su perfil de Instagram.

El grave error de Josep Pedrerol al intentar quitarse barriga con Photoshop

En la época de las redes sociales la imagen tiene una importancia y un valor incalculable. Es por eso por lo que muchos usuarios de Instagram optan por retocar algunos aspectos de sus imágenes, aunque en ocasiones cometen graves errores que terminan por delatarles ante una audiencia que ansía un pequeño traspiés. Hace un par de días le ocurrió a Cristina Tárrega intentando recortar un poco su abdomen, y en esta ocasión le ha tocado el turno a Josep Pedrerol.

El presentador de 'El Chiringuito' publicó una imagen junto a su coche para anunciar que tras muchos años tenía que despedirse de él. "Hoy me despido de mi coche de toda la vida. Gracias, amigo. Espero que guardes nuestros secretos", escribió junto a la fotografía. Pero de lo que no se percató antes de publicarla fue de que, en su intento por reducir su barriga, parte de la carrocería del vehículo quedó doblada.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy me despido de mi coche de toda la vida. Gracias, amigo. Espero que guardes nuestros secretos 😉 #Recuerdos #viajes #confidencias #compañero

Una publicación compartida de Josep Pedrerol (@josep.pedrerol) el

Enseguida sus seguidores se echaron sobre él y comentaron la extraña curva que formaba la parte central del coche, curiosamente donde él estaba apoyado. Aún así, Pedrerol se lo tomó con mucho humor y en lugar de eliminar la publicación, prefirió realizar otra con la imagen real y reconociendo su error. "Me habéis descubierto. Esta es la misma imagen pero sin Photoshop. #MásBarriga #CochePerfecto", comentó entre risas.

Ver esta publicación en Instagram

Me habéis descubierto. Esta es la misma imagen pero sin Photoshop. 😂😂😂😂😂😂 #MásBarriga #Cocheperfecto

Una publicación compartida de Josep Pedrerol (@josep.pedrerol) el

Entre los comentarios se repitieron muchos que le llaman "becario del Photoshop" aludiendo a su polémico "Becarios no" del pasado, o aquellos que se decantaron por afirmar que había quedado "retratado". Lo que sí hizo Josep fue bloquear los comentarios en la anterior publicación para que sus seguidores no continuaran con los ataques a su error con el retoque fotográfico.