MÁS DE 10 AÑOS DESPUÉS

Carmen Machi confiesa la verdadera y dura razón por la que abandonó 'Aída'

La actriz ha admitido que se vio superada por la fama que alcanzó con este personaje y sufrió "ansiedad y fobia al ser humano diagnosticadas".

Carmen Machi y Paco León en una escena de la exitosa serie de televisión 'Aída'. Foto Instagram
Foto Instagram

Carmen Machi (56) es una de las actrices más reconocidas y queridas de nuestro país y buena parte de su popularidad se la debe a Aída García, el personaje cómico que le disparó a la fama tras casi dos décadas de carrera interpretativa y por el que siempre será recordada.

Comenzó a interpretarla cuando tenía 35 años dentro de la cuarta temporada de '7 vidas' (Telecinco) y su éxito fue tal que pasó de tener intervenciones esporádicas a convertirse en un personaje fijo y, posteriormente, a tener su propia serie, 'Aída'. Este spin-off se estrenó en el 2005 y no decepcionó en absoluto pues se convirtió en un éxito rotundo de audiencia y en la comedia española más longeva de la televisión con 237 capítulos repartidos en 10 temporadas. Sin embargo, Carmen Machi solo estuvo en cinco de ellas ya que la abandonó a finales del 2008 en una decisión que pilló a todo el mundo por sorpresa.

En ese momento alegó que quería embarcarse en nuevos proyectos y, de hecho, no tardó en hacerlo con dos grandes trabajos apartados del mundo de la televisión: la obra de teatro de Juan Mayorga 'La tortuga de Darwin' y la película de Pedro Almodóvar 'Los abrazos rotos'. Pero ahora, más de diez años después de todo aquello, Carmen Machi ha confesado en una entrevista para 'El Mundo' que esa no fue la razón por la que dejó 'Aída' y que el verdadero motivo fue que no supo sobrellevar la fama y esto terminó afectando a su salud mental.

"Gestioné muy mal la fama. Sufrí ansiedad y fobia al ser humano diagnosticadas"

"(…) Al principio no noté ese cambio que se supone que hay, lo único que me llamaba la atención es que venía un coche a recogerme a casa", comenzó diciendo la actriz tras subrayar que antes de encarnar a 'Aída' ya llevaba mucho tiempo viviendo de ser actriz y que su "sueño estaba cumplido desde muy pronto".

"El problema fue que la popularidad acabó siendo tan excesiva que, ni con todo ese bagaje, logré llevarlo bien", agregó antes de entrar en detalle y confesar que acarreó unas consecuencias muy perjudiciales para ella: "Me vi superada. Gestioné muy mal la fama, pero es que es muy difícil convivir con que todo el mundo conozca tu cara. En el bar, en la tienda, por la calle, fuera de España... Todos te reconocen por tu cara, por tu voz o por tu culo. Hay un momento en el que te das cuenta de que, aunque crees que lo estás haciendo bien, es mentira. Estás superada, agobiada. Sufrí ansiedad y fobia al ser humano diagnosticadas".

"Me quedaba encerrada en el portal, no podía entrar en un restaurante, tenía reacciones toscas cuando alguien se me acercaba, escondía con altivez la timidez y el miedo... Era abrumador. Pero una vez que me di cuenta de que el problema estaba en mí, tomé las medidas necesarias para afrontarlo y levantar la cabeza. Ese fue el momento en el que decidí dejar 'Aída' para recuperar mi vida", ha confesado la actriz.

"Aída es el mejor personaje que he hecho en mi vida, es una genialidad, un puto regalo"

A pesar de todo esto y de que ha reconocido que llegó a prohibir que le preguntaran por Aída explicando que era un personaje que le "pesaba como una losa", Carmen Machi no solo no odia Aída, sino que la considera el "mejor personaje" que ha hecho en su vida.

"Aída es el mejor personaje que he hecho en mi vida, es una genialidad, un puto regalo. Y hacerlo durante diez años fue una maravilla, no te imaginas lo que he aprendido de ese personaje, lo que la quieren y lo que esa mujer simboliza socialmente. Lo que me pasó a mí era un daño colateral de hacer un personaje tan brillante, pero tener algo contra él sería ser injusta, desagradecida y subnormal", ha asegurado la madrileña.

Al final de su entrevista, Carmen Machi también ha calificado a 'Aída' como el "gran personaje social de la tele española" y la ha definido de esta manera: "Una mujer maltratada, madre de hijos sin ninguna protección, sin llegar a fin de mes, un hermano yonqui, un hijo delincuente, una hija cuyo futuro es salir en 'Sálvame', una madre que era lo peor... Y esta mujer admirable tocaba fondo, se levantaba, sacaba a su familia adelante y además era la que más follaba del barrio. Esa es Aída".