La Resistencia

Williams desvela su dinero y cuánto f*lla nada más entrar: "Voy de cara, soy de Bilbao"

El futbolista del Athletic Club visitó a David Broncano en 'La Resistencia' y no tuvo inconveniente en contestar a las famosas preguntas del programa.

Iñaki Williams (24) visitó a David Broncano en 'La Resistencia' en los días previos al decisivo partido que el Athletic Club de Bilbao disputa el próximo fin de semana frente al Sevilla y en el que se juegan la clasificación para la próxima edición de la Europa League. El futbolista fue uno de los goleadores de la última jornada y ha disfrutado de unos divertidos minutos en los que ha hablado de su rendimiento deportivo, de la llegada de su familia a Bilbao y, por supuesto, ha contestado a las dos preguntas ya clásicas del programa de Movistar+.

El delantero no llevaba sentado más de dos minutos cuando ya había desvelado la cantidad de dinero que posee en su cuenta corriente y cuántas veces ha follado en el último mes. Por primera vez, no fue necesario esperar ni siquiera a que Broncano planteara la pregunta: "Voy de cara, soy de Bilbao, tengo entre 5 y 10 millones de euros", declaró ante la sorpresa y la ovación de un abarrotado Teatro Arlequín de Madrid que no dudó en entonar el ya conocido 'A por el bote' de La ruleta de la suerte. De hecho, detuvo los aplausos para anunciar que "follo cuatro veces por semana".

"Primera vez que pasa. Como el Barça de Guardiola, empieza y ya está en tu área", comparaba Broncano tras ver la fuerza con la que Williams comenzaba la entrevista. La cifra desvelada por el ariete le sitúa entre los primeros puestos de los invitados al programa, por detrás de futbolistas como Gerard Piqué y Gaizka Mendieta, o de referentes de 'La Resistencia' como Antonio Resines y Laura Pausini.

Iñaki Williams entró después a revelar que tiene un mote además de 'La pantera', un apodo de vestuario por su actitud con su pareja. "Me llaman 'Pañaki', me dicen que soy un calzonazos, porque estoy todo el día con la parienta", aseguró. Y es que para él, "el amor es fundamental" y una parte muy importante en su día a día, de igual manera que su madre María, quien en ocasiones es "muy pesada" y le envía mensajes de audio de más de ocho minutos.

Aún así, no duda en hablar con emoción de ella y de su padre, originarios de Ghana y que cruzaron el desierto y saltaron la valla de Melilla hasta llegar a Bilbao, donde nació Williams. Allí fue donde conocieron al que sería su padrino, un cura por el que se llama Iñaki y fue en el club de su ciudad donde se convirtió en el primer futbolista negro en anotar gol en sus 120 años de historia, un tanto frente al Torino que celebró en el córner de una manera muy especial: al grito de "he metido gol, he metido gol", confesó entre risas.

Así es un día en la vida de Iñaki Williams

"Me despierto, cojo el móvil, le doy los buenos días a la parienta - si no, cristo -, estoy en Instagram, Twitter, unos quince minutos hasta las nueve, me limpio los dientes, meo, bajo al garaje, cojo el coche y voy a Lezama a entrenar. Desayunamos allí, estamos de charleta, unos se van al gimnasio, yo sigo de charleta, y nada entrenamos, gimnasio, comemos allí lo que ponga la dietista, básicamente todos los días lo mismo. Y nada, voy a casa y le doy un poco al Fortnite", confesó, siendo los videojuegos una de sus grandes pasiones aunque demuestre que le enfada que los jóvenes le ganen.

"Las noches del Fortnite... Como muy tarde (me acuesto) a la 1. Pego unos gritos en casa jugando que la vecina tiene que flipar. Soy flojito eh, practico y practico y no hay manera. Hay gente que son unos frikis que flipas, pero que flipas... Les daba un puñetazo. Unos sustos en casa... Estás con los cascos y a tomar por culo. Y encima te bailan", explicó enfadado.