EN INSTAGRAM

Lewis Hamilton lanza un inspirador mensaje contra el bullying recordando su experiencia

Imágenes de Lewis Hamilton cuando ya era piloto de Fórmula 1 y cuando era un niño subido en un kart. Fotos Instagram @lewishamilton

Fotos Instagram @lewishamilton

En un emocionante y reivindicativo testimonio, el piloto ha narrado cómo sufrió y superó el bullying y ha alentado a los niños que lo sufren.

El piloto británico Lewis Hamilton (34) confesó que fue víctima del bullying hace casi tres años y ahora ha revelado más detalles sobre cómo lo vivió con el fin de inspirar a otros niños que también lo sufren y de reivindicar que es un problema contra el que hay luchar con más fuerza para erradicarlo.

A través de Instagram y aprovechando el famoso #TBT (#ThrowbackThursday), el cinco veces campeón de Fórmula 1 ha publicado tres fotografías de él practicando karate cuando era niño que cobran sentido cuando lees el emocionante testimonio que ha escrito junto a ellas. Y es que para Hamilton, el karate fue clave para dejar atrás el acoso escolar que sufría en su colegio, la escuela católica John Henry Newman de Stevenage (Hertfordshire, Inglaterra), y que recuerda citando varios ejemplos que reflejan lo duro que fue para él a pesar de que asegura que nunca dejó de confiar en sí mismo.

Su mensaje es un claro ejemplo de aceptación y de confianza en el que al final pide que tanto los colegios como los padres tomen medidas para hacer frente al bullying y en el que se despide dirigiéndose a los niños que lo sufren con unas alentadoras palabras.

Este es su testimonio completo:

"Sé lo que es sentirse como un extraño. Cuando era niño, siempre me elegían el último para los equipos del patio. Yo era uno de solo 3 niños negros en mi colegio. Sé la tristeza que se siente cuando sientes que no encajas o no te aceptan por quien eres. Y sé lo que es sufrir bullying por eso también. En el colegio, era pequeño, solo y un blanco fácil para los niños que eran más mayores. Me resistía, pero por lo general me superaban en número y no sabía cómo defenderme. Recuerdo estar sentado en la parte trasera del coche cuando tenía seis años mientras mi padre y mi madrastra me llevaban a casa, sintiéndome tan triste por dentro pero demasiado avergonzado como para contárselo.

"Pero en el fondo siempre he tenido confianza en sí mismo. Una positividad de que las cosas deberían y podrían ser mejores. Sabía que si quería que las cosas cambiaran, no tenía que tener miedo. Si mis profesores no iban a ayudar, entonces tendría que aprender a defenderme. Entonces, sentado en ese coche, le pregunté a mi padre si podía ir a karate.

El Karate me enseñó disciplina, respeto y humildad y me dio la confianza de enfrentar a esos matones y de defender a otros que estaban siendo intimidados. Este fue uno de los mejores sentimientos que tuve cuando llegué a secundaria, ser capaz de defender a otros y oprimir a los matones.

"El bullying no debe ser tolerado, los colegios deben ser duros con él y los padres dar a sus hijos las herramientas para defenderse. Y niños, POR FAVOR, no os quedéis en silencio. No os escondáis ni cambiéis quién sois. ABRAZA LO QUE TE HACE DIFERENTE y diles a tus padres y profesores si estás sufriendo bullying. Y, si puedes, ve a clase de defensa. Al final, aunque no lo sientas, eres fuerte. Creo en ti. ¡Hablar claro!"

Ver esta publicación en Instagram

I know what it’s like to feel like an outsider. As a kid I was always last pick for teams in the playground. I was one of only 3 black kids in my school. I know the sadness that comes with feeling like you don’t fit in or not being accepted for who you are. And I know what it’s like to be bullied for it too. At school, I was small, alone and an easy target for the bigger kids. I’d stand up for myself, but was usually outnumbered and didn’t know how to defend myself. I remember sitting in the back of the car as a six-year-old driving home with my dad and step mum, being so sad inside but too embarrassed to tell them. But deep down I’ve always had self-belief. A positivity that things should and could be better. I knew if I wanted things to change I’d have to be fearless. If my teachers weren’t going to help then I’d have to learn how to defend myself. So, sat in that car, I asked my dad if I could go to karate. Karate taught me discipline, respect and humility and gave me the confidence to stand up to those bullies, and to stand up for others who were being bullied. This was one of the best feelings once I got to high school, being able to defend others and oppress bullies. Bullying should not be tolerated, schools must be tough on bullying, and parents, give your kids the tools to be able to defend themselves. And kids, PLEASE don’t stay silent. Don’t hide, or change who you are – EMBRACE WHAT MAKES YOU DIFFERENT and tell your parents and teachers if you’re being bullied. And, if you can, go to defence class. In the end, though you might not feel it, you are strong. I believe in you. Speak out! #tbt

Una publicación compartida de Lewis Hamilton (@lewishamilton) el

Esta publicación de Lewis Hamilton está siendo muy aplaudida entre los usuarios de Instagram y, en tan solo 20 horas, ha sobrepasado los 425.000 likes y los 6.000 comentarios. Además, cabe señalar que la ha compartido mientras está inmerso en el 13º Mundial de Fórmula 1 de su carrera y que, evidentemente, ya ha entrado en la historia de este deporte mucho más allá de por el hecho de que cuando debutó, en el 2007, se convirtió en el primer piloto de raza negra en competir en la Fórmula 1.