FC BARCELONA

Un experto en genética asegura que se podría clonar a Leo Messi

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi, celebrando el cuarto gol del equipo blaugrana durante el encuentro correspondiente a la jornada 28 de primera división que disputaron el 17 de marzo del 2019 en el estadio Benito Villamarín, en Sevilla. FOTO: EFE/Raúl Caro.

Raúl Caro

EFE

El responsable del Archivo Europeo de Genomas ha confirmado que con las técnicas actuales sería posible crear un doble del crack argentino.

Leo Messi (31) es sin lugar a dudas uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos y tras la última exhibición que dio este fin de semana ante el Betis (1-4), firmando un hat-trick con golazos incluidos, el programa 'Què t'hi jugues' de la Cadena SER ha querido saber si sería imposible clonarle para que su fútbol no termine cuando decida colgar las botas.

Para responder a esta curiosa pregunta ha contactado con Arcadi Navarro, especialista en genética y responsable del Archivo Europeo de Genomas, quien ha asegurado que es una posibilidad que sería viable.

"Sí, se podría clonar a Messi con las técnicas actuales. Conseguiríamos un ser muy parecido a Messi, el resultado parecería un gemelo de Messi. Como si hubieran nacido dos gemelos y a uno lo hubiéramos congelado 20 o 30 años", explicó Navarro.

Este clon de Messi heredaría sus cualidades genéticas, pero Arcadi Navarro ha señalado que también harían falta otros componentes externos para que llegara a ser un futbolista como él.

"Esta persona podría tener la misma potencialidad de Messi, sus cualidades tienen un componente genético y otro educativo, ambiental... Messi no es quién es sólo por la carga genética, sino por todo lo que ha vivido, su educación, su estancia en la Masia, el tratamiento que recibió... la genética nos da un potencial, luego completarlo es trabajo nuestro", agregó Navarro.

Leo Messi fichó por el FC Barcelona cuando tenía 13 años y, durante su formación en La Masia, recibió el tratamiento de la enfermedad hormonal que le habían diagnosticado de niño y que necesitaba para favorecer su crecimiento.

Esos son dos de los factores externos a los que se refería Arcadi Navarro y, lógicamente, le han influido otros muchos más en sus 31 años que, junto a sus habilidades genéticas, le han ayudado a convertirse en uno de los futbolistas más laureados y aclamados de toda la historia.