EMOTIVA ENTREVISTA

El sobrecogedor y ejemplar relato de la mujer de Cañizares sobre la muerte de su hijo

Santi Cañizares con su mujer, Mayte García.

Foto Instagram @santicanizares

Mayte García también ha recordado cómo vivió su enfermedad antes de que falleciera a los 5 años de edad y las lecciones que ha aprendido.

El próximo 23 de marzo se cumplirá el primer aniversario del fallecimiento de Santi, uno de los cuatro hijos y de los trillizos a su vez del exfutbolista Santi Cañizares y de su mujer, Mayte García, a consecuencia de un cáncer que le arrebató la vida cuando solo tenía cinco años de edad después de luchar durante casi un año y medio por ganarle la batalla.

Su pérdida ha dejado lógicamente un gran vacío en su familia, pero desde el principio sus padres se convirtieron en todo un ejemplo al asumirla con una entereza y una fortaleza sencillamente admirables y al querer seguir luchando contra el cáncer infantil implicándose en asociaciones que promueven esta causa.

Mayte García ha vuelto a dar una prueba en una entrevista para el programa "El lado bueno de las cosas" de Trece TV. En ella, Mayte ha recordado cómo vivió todo el proceso de la enfermedad de su hijo y el día de su fallecimiento y también ha compartido las lecciones que ha aprendido de esta desgracia.

Así vivió la enfermedad de su hijo Santi

"Me llamaron porque habíamos ido a recoger a las niñas al cole y nos dijeron que se estaban llevando al niño al quirófano porque le estaban bajando las pulsaciones y le habían dado dos infartos cerebrales. Con lo cual nos dijeron: 'Venid corriendo que vuestro hijo se está muriendo'. Yo entré en shock. Santi en ese momento llamó a un médico, íntimo amigo de la familia, y le dijo: 'Prepara a tu mujer porque dos infartos cerebrales en un niño es súper complicado'. Íbamos al hospital a despedirnos de nuestro hijo y yo creo que en ese momento no te lo crees...

"A la hora salió el médico para decirnos que habían podido salvarle la vida, pero que habían encontrado un tumor cerebral, un meduloblastoma, diseminado además por toda la médula y toda la cabeza".

Con estas conmovedoras palabras comienza la entrevista de Mayte García rememorando el inicio de la pesadilla que estaba a punto de vivir toda su familia. Sin embargo, justo después ha explicado que tanto ella como Cañizares se dieron cuenta en ese momento de que ni mucho menos se iban a rendir porque si su hijo se había aferrado a la vida de esa manera, ellos "tenían que luchar por él hasta el final pasase lo que pasase".

"Era un mundo totalmente desconocido y aterrador para nosotros", ha reconocido Mayte para a continuación subrayar que cree que deberían advertir a todo el mundo que se enfrenta a algo así de lo que es entrar en una planta de oncología de un hospital infantil porque es "inhumano". Además, también cree que mucha gente debería pasar un día por allí para valorar la suerte que uno tiene cuando tanto uno mismo como la gente que quiere disfrutan de una buena salud.

Mayte ha continuado recordando toda su familia consiguió ser fuerte por su hijo y que, aunque al principio parecía que iba a superar la enfermedad, después le dieron la peor de las noticias.

"Santi no vivió ningún síntoma de tristeza en mi casa, nunca vio a nadie llorar. Todo lo contrario, todo era felicidad, todo eran risas y siempre tuvimos la esperanza de que Santi pudiera salir adelante. De hecho, la medicina le hizo muchísimo efecto y consiguió limpiar todo el mal que tenía. Cuando ya le trajimos a Madrid, le hicieron una resonancia y la doctora nos llamó a las 23:30h y nos dijo: 'Tengo muy malas noticias, se había vuelto a reproducir todo, por todos sitios, no había nada que hacer'".

A pesar de este palo, Mayte está agradecida de haber podido disfrutar de su hijo después de creer que le iba a perder tras los dos infartos cerebrales que sufrió.

"Cada día que he convivido con mi hijo desde el 9 de enero que le dieron los dos infartos para nosotros era un regalo de la vida. Porque yo ese día solo le pedía a Dios que me lo dejara, que no se lo llevara, que me ponía en sus manos y que iba a intentar glorificar todo lo que nos estaba pasando. Entonces estaba tan agradecida de que me lo estuviera dejando todos esos meses que nunca tenía un pensamiento negativo, y Santi lo vivió igual", ha contado Mayte remarcando también que en ese momento, Cañizares y ella tenían que ser "compañeros" más allá del amor de su matrimonio.

Ver esta publicación en Instagram

💙

Una publicación compartida de Mayte Garcia (@maytegarsal) el

Lo que más le impactó, la pasión de su hijo por el fútbol: "Le incineramos vestido de la selección española"

Al ser preguntada por el momento más especial Mayte ha señalado que fueron "todos los días", pero que hubo algo de su hijo que le llamó especialmente la atención que no había contado hasta ahora.

"Lo que más me impactó es que la ilusión máxima de su hijo era vestirse de futbolista. De hecho, falleció y le incineramos vestido de la selección española", ha revelado la mujer de Cañizares.

El día del fallecimiento de su hijo: "No sé si fue el peor o el mejor de mi vida"

Al hablar del día del fallecimiento de su hijo, Mayte García ha comentado que no sabe si fue el peor o el mejor día de su vida y lo ha explicado con estas palabras.

"Llega un momento que ves tanto sufrimiento en tu hijo que no quieres que sufra más pero a la vez no te quieres despedir de él porque sabes que no le vas a volver a ver en tu vida".

Además, la esposa de Cañizares ha compartido el último momento de su vida de su hijo y es estremecedor.

"Llegó un momento crucial en el que tenía paradas cardiorrespiratorias y era muy duro porque pensabas que ya se estaba muriendo y volvía a respirar. Entonces Santi me dijo 'Está esperando a que tú le des permiso para irse. Yo ya se lo he dado, tú no se lo has dado'".

Mayte ha contado que después de que Cañizares le dijera esto ella bajó a la cafetería, se pidió una tila, estuvo dando vueltas ella sola por el hospital y regresó a la habitación. Entonces le cogieron en brazos y ella le dio permiso para irse diciéndole:

"Santi busca la luz. Mama ya está preparada. Quiero que te vayas muy tranquilo. Sé que te está esperando mucha gente que te quiere, entre ellos tu abuelo. Y solo te pido un favor, que le des mucha fuerza a tus hermanas y que nunca nos dejes'. En ese momento, respiró hondo y se marchó".

"No quise hacer un entierro al uso. Quería hacer una fiesta porque mi hijo moría aquí, pero nacía en el cielo"

La mujer de Cañizares también ha contado que la última semana que estuvo su hijo en el hospital, contactó con una soprano, eligió cinco canciones para que se las cantara y así se lo contó a su pequeño.

"Santi, estas canciones las vamos a hacer el día de tu nacimiento en el cielo y quiero que las escuches. Y sonreía. Él entendía todo lo que íbamos haciendo paso a paso".

Una vez que falleció, Mayte ha contado que no quiso hacer un "entierro al uso", que "quería hacer una fiesta porque mi hijo moría aquí, pero nacía en el cielo".

Al ser preguntada por el lado bueno de toda esta tragedia, la mujer de Cañizares ha contestado diciendo que es que se "siente muy afortunada de haber entendido la esencia pura de esta vida". Cree que todo el mundo tiene un destino en esta vida y que a ella le ha tocado vivir esto porque iba a ser capaz de entenderlo y luego podría trasladarlo al resto de la sociedad.

"A día de hoy yo me siento muy agradecida porque siento que él me eligió como madre y yo no podía fracasarle. Ni a día de hoy me puedo permitir estar un día triste porque si él no lo estuvo con su enfermedad ni nunca bajó la guardia, cómo yo voy a perder la sonrisa que él me enseñó a mantener aún en los peores momentos", ha concluido Mayte.

Ver esta publicación en Instagram

No es por presumir, pero alguien en el cielo me ama muchísimo❤️ #23 #7meses #orgullosadeti #cumplonuestrapromesacadadia #siempresanti ⭐️

Una publicación compartida de Mayte Garcia (@maytegarsal) el