CUESTIÓN DE HIGIENE

Sophie Turner tuvo que recurrir a pelucas para rodar Juego de Tronos

Sophie Turner tuvo que recurrir a pelucas para rodar Juego de Tronos

INSTAGRAM

La actriz que interpreta a Sansa Stark en la serie de HBO explica por qué terminó por aparecer con pelo que no era el suyo.

Han pasado algunos años desde que Sophie Turner decidiera recuperar su rubio natural. La joven actriz británica había dado el salto a la fama por su papel de Sansa Stark en Juego de Tronos y las pantallas la reconocían como pelirroja, un color de pelo que se ajustaba más al personaje ya que Turner es rubia. Ahora ha revelado el motivo por el cual decidió de teñirse y empezar a utilizar pelucas.

"Durante las primeras temporadas me permitían lavarme el pelo porque era una joven aristocrática", comentó en una entrevista concedida a la revista Instyle. Como todos los seguidores de la serie de HBO saben, la suerte de Sansa Stark cambió con el avance de la serie y eso repercutió también en su cabello.

Ver esta publicación en Instagram

Today with @wellahairusa

Una publicación compartida de Sophie Turner (@sophiet) el

"Cuando empezó la quinta temporada me pidieron que no me lavase el pelo y fue realmente asqueroso", apuntó la intérprete de 22 años. Turner, que comparte vida con el cantante Joe Jonas, explicó también que todos esos años anteriores en los que había tenido que teñirse el pelo de rojo habían repercutido en la salud de su cabello. Turner volvió a su color de pelo original y así comenzó a llevar pelucas.

El 14 de abril volverá Juego de Tronos con su octava temporada, en la que HBO pondrá punto y final a la serie que ha visto crecer a Turner como intérprete. La cadena estadounidense emitirá los seis capítulos restantes antes de comenzar a rodar Juego de Tronos: La noche más larga, precuela de la serie que protagonizará la actriz Naomi Watts.