La maldicion de 'Glee'

Nuevo lío del reparto de 'Glee': Jesse Luken, detenido borracho en un accidente

Nuevo lío del reparto de 'Glee': Jesse Luken, detenido borracho en un accidente

Youtube

El elenco de la existosa serie suma un nuevo y desagradable capítulo, esta vez con el alcohol después de las drogas, la pornografía y la violencia.

El particular elenco de la serie Glee ha sido noticia de nuevo por un problema fuera de las pantallas. Y es que los episodios que han vivido después de que concluyera la serie podrían constituir una historia que sin duda tendría bastante audiencia. El último actor en sumarse a la lista ha sido Jesse Luken, que ha sido detenido después de protagonizar un accidente automovilístico en Glendale, en California.

Según ha informado el portal estadounidense TMZ, afortunadamente no hubo otros vehículos involucrados, pero en las pruebas realizadas, Luken presentaba una gran tasa de alcohol en su cuerpo. Las fuentes policiales aseguran que desprendía un potente olor a alcohol y que dio positivo en el control de alcoholemia.

Cuando los mismos policías llegaron al lugar del accidente, se encontraron con el Toyota del actor bloqueado en la acera, con el airbag desplegado y la parte derecha del vehículo, incluyendo la rueda, totalmente destrozada. El protagonista de la historia fue detenido y trasladado a dependencias policiales, aunque ya ha sido puesto en libertad.

La maldición del reparto de Glee

La serie de la Fox contó con seis temporadas y 121 episodios que se emitieron entre 2009 y 2015. Durante esos años logró alzarse con decenas de premios, pero desde hace un tiempo suele ser noticia por hechos mucho más desagradables, aunque por suerte Luken ha podido continuar con vida.

De igual manera que Naya Rivera, que fue detenida por violencia doméstica el pasado año y puesta en libertad tras abonar una fianza de 1000 dólares. Peor suerte corrieron otros dos actores del elenco de Glee. El primero de ellos fue Mark Salling, que se suicidó colgándose de un árbol a principios de este año mientras esperaba la sentencia por su caso de pornografía infantil. Anteriormente, en 2013, había fallecido Cory Monteith de una sobredosis por combinar de forma letal heroína y alcohol.