NBA

El gesto de Mutombo: salva a un niño con un tumor en la cara rechazado por la sociedad

El gesto de Mutombo: salva a un niño con un tumor en la cara rechazado por la sociedad

La leyenda de la NBA ha pagado el vuelo de un niño de 8 años y deja en manos de los doctores la cirugía para salvarle la vida y alejarse del rechazo de la gente.

Dikembe Mutombo es uno de los jugadores que más éxito tuvo durante su trayectoria en la NBA, a pesar de no ganar ningún campeonato. Miembro del Salón de la Fama, segundo máximo taponador de la historia, ocho veces All Star, 4 veces nombrado mejor defensor y más de 11.000 puntos y 11.000 rebotes durante sus 18 temporadas en la élite del baloncesto mundial.

Nacido en Kinshasa, en la República Democrática del Congo, viajó a Estados Unidos para estudiar medicina y poder, en un futuro, mejorar la salud y la vida de sus compatriotas. Su larga y prolífica carrera le ha permitido amasar una gran fortuna de la que utiliza buena parte para labores humanitarias en África. El amor que profesa hacia su país hace que a través de su fundación luche contra las enfermedades que asolan al pueblo del Congo, especialmente a los niños.

El último gran gesto del pívot que jugara en Denver, Atlanta o Houston entre otros, ha sido con un niño congoleño de tan solo ocho años con un tumor en la cara. Mutombo le conoció en septiembre y enseguida supo que tenía que hacer todo lo posible por ayudarle. "Me conmovió lo que le está pasando. No va a la escuela. La forma en que la sociedad le ha rechazado", expresó el exNBA para TMZ Sports. "Su madre tiene que mantenerlo todos los días en el dormitorio porque la gente habla mal de él".

Para ayudarle, Mutombo le brindó la oportunidad de viajar desde África hasta Los Ángeles y le facilitará la operación que llevarán a cabo los médicos de Osborne Head y Neck Foundation en Beverly Hills. El objetivo es que consiga recuperarse, regresar a la República Democrática del Congo y llevar una vida normal y sobre todo feliz, yendo a la escuela y sin sufrir el rechazo de la gente.

Ya está en Los Ángeles junto a su padre

El pequeño, de nombre Matadi, ya se encuentra en en la ciudad de California preparándose para una operación que le cambie la vida. Antes ya había sido intervenido de una reparación de labio leporino en el hospital que la fundación de Mutombo construyó en el Congo, pero allí no podían hacerse cargo del tumor. "Ojalá cambie la vida de este joven y vuelva a llevar una vida normal", deseó Mutombo.

"En este momento, queremos mejorar las condiciones de vida de las personas en el Congo, donde la tasa de mortalidad es de 45 años para los hombres y 47 para las mujeres", expresó Mutombo.