Georgina Rodríguez, novia de Cristiano, repasa su vida en su entrevista más personal

SE SINCERA

Georgina Rodríguez, novia de Cristiano, repasa su vida en su entrevista más personal

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en los Premios Quinas de Ouro. Foto Instagram @georginagio

Foto Instagram @georginagio

La novia del crack portugués ha hecho un recorrido de su vida para XLSemanal pero ha preferido callar ante dos preguntas.

Georgina Rodríguez ha pasado de ser una completa desconocida a ser la española con más seguidores en Instagram con más de 4 millones y a vivir permanentemente bajo el foco mediático a raíz de su relación con Cristiano Ronaldo.

Desde que saltara a la luz su romance en diciembre de 2016 al ser captados en actitud muy cariñosa en Disneyland París, se ha consolidado a pasos agigantados y el crack portugués del Real Madrid ha formado una familia numerosa junto a ella dando la bienvenida a sus mellizos Eva y Mateo y a su primera hija en común, la pequeña Alana Martina, que se sumaron a su progenitor, Cristiano Jr., de 7 años de edad.

Georgina Rodríguez se ha convertido en una verdadera madre para todos ellos manteniendo un perfil muy discreto y sin apenas dar que hablar por lo que había muchas cuestiones en torno a ella que seguían siendo un misterio. Pero ha concedido una entrevista a XLSemanal en la que ha hecho un extenso repaso de su vida que permite conocerla mucho más, eso sí, prefiriendo no responder a dos de las preguntas que le han lanzado.

Su infancia y el ballet

"Mi padre es argentino y mi madre es de Murcia. Fueron a Buenos Aires con mi hermana Ivana (nacida en Palamós, Girona) para que ella conocieran a la familia de mi padre. Decidieron quedarse un tiempo ahí y nací yo. Mi padre intentó convencer a mi madre para vivir en Argentina, pero no lo consiguió y, cuando yo tenía un año, regresamos a Murcia. Después nos trasladamos a vivir a Jaca", ha recordado Georgina Rodríguez.

Ivana es la única a la que ponemos cara gracias a Instagram y la novia de Cristiano Ronaldo ha dejado entrever que quiere que siga siendo así ya que una de las preguntas que se ha negado a contestar es a lo que se dedicaba su padre: "No quiero que esta entrevista sea tan intensa; prefiero que hablemos de cuidados físicos y de belleza y no hablar de mi familia".

Respecto a su vida escolar, Georgina Rodríguez ha asegurado que "aprobaba con facilidad" pero que para ella el ballet "lo ha sido todo: me encantaba y me inculcó disciplina". Su profesora, Susana Ara, reveló recientemente cómo era de alumna y la modelo ha explicado con estas palabras cómo aterrizó en su escuela y por qué decidió dejarla.

"A los cinco años empecé a hacer danza clásica. Pero como las compañeras del colegio iban a ballet, mi madre nos apuntó a mi hermana y a mí. Dejé de bailar a los 17 años. Me fui de Jaca a buscarme la vida porque no quería vivir en un pueblecito pequeño donde no hay mucho que hacer".

Abandona Jaca rumbo a Madrid

Georgina Rodríguez ha explicado que aunque pensó en estudiar una carrera, su prioridad era ir a Madrid y para ello tenía que trabajar.

"Trabajé de camarera en un pueblo pequeño de Huesca en el que no había, donde alquilé un piso y compartí habitaciones con unos profesores interinos. Cuando tuve (el dinero) suficiente, me vine a Madrid". "Siempre he sido muy echada para adelante y no tenía miedo. Tenía muy claro lo que quería hacer con mi vida" ha agregado la modelo confesando también que al llegar sola a Madrid con 19 años le "entró un poco de miedo al principio" y se puso "un escudo".

Al llegar a la capital recuerda que se puso a trabajar en una tienda de ropa de la marca Massimo Duti en San Sebastián de los Reyes, "muy lejos de donde yo vivía". "Pero yo quería trabajar en el lujo y comprendí que para eso tenía que hablar inglés. Entonces decidí irme cuatro meses de 'au pair' a Inglaterra". Como ya contamos, fue contratada por una familia en Bristol y cuando regresó a Madrid a sus 22 años, comenzó a trabajar en Gucci, donde conoció a Cristiano Ronaldo.

El 'boom' de ser la novia de Cristiano

"Al principio fue muy bien hasta que salieron las fotos de París (en Disneyland con Cristiano). La prensa me acosó y tuve que cambiar de tienda. En Gucci solo estuve 8 meses, desde abril hasta diciembre de 2016. Yo me escondía, pero me iban a buscar a la tienda. También llamaban por teléfono haciéndose pasar por clientes míos. Empecé a estar muy incómoda y me fui a la tienda de Prada en El Corte Inglés", ha admitido Georgina Rodríguez.

La pareja de Cristiano Ronaldo también ha explicado que era muy buena comercial y en las encuestas obtuvo unas puntuaciones superiores a cualquier otro dependiente, pero ha asegurado que "nunca me he creído superior a nadie", que siempre ha aceptado ayuda y no le gusta presumir de dinero. "Soy realista y si veo que no puedo comprarme algo demasiado caro no me preocupo. Si no puedo llevar un Chanel, me compro un Zara. ¿Para qué alardear de algo que no te corresponde?".

Su salto al modelaje

Georgina Rodríguez fichó por la agencia de modelos Uno Models en mayo del año pasado y ha explicado que decidió dar el salto al modelaje al llegar a Madrid diciendo que en el colegio se "sentía muy normal", que comenzó a creerse que era guapa a base de que se lo dijeran en el instituto y que al llegar a la capital "me pararon varias veces en la calle y me ofrecieron tarjetas para que fuera a las agencias".

"Había fotógrafos que me paraban y me decían que querían hacerme fotos, aunque yo no podía pedir permiso en los trabajos para hacer castings. Yo necesitaba trabajar para sobrevivir".

Ahora que ya ha dado el salto al modelaje, Georgina ha explicado que de momento está empezando "como modelo de belleza más que de pasarela" y que, tras su curso de contabilidad, quiere seguir estudiando marketing y "atender a mis hijos". Sin embargo, también ha confesado que le hubiera gustado "ser directora de alguna boutique o montar una empresa con su hermana porque yo de cara al público vendía mucho y, jolín, quería vender para mí, ganar para mí, no para otros".

🚺 @kleykafe @javierlopezphoto @patrickniccolai @josecarlosdelaosa

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Los comienzos de su relación con Cristiano y otras curiosidades

Durante este repaso de su vida, Georgina Rodríguez ha comentado que al dejar de trabajar en Gucci, dejó de vivir sola como llevaba haciendo desde su llegada a Madrid hacía año y medio. Ante esta afirmación y el hecho de que conoció a Cristiano en esta tienda, XLSemanal le preguntó si fue entonces cuando se fue a vivir con él, pero esta es la segunda pregunta a la que la modelo ha preferido no responder diciendo que "en esta entrevista no procede".

Georgina Rodríguez también fue preguntada por si le dio miedo comenzar a salir con el crack portugués sabiendo que tenía un hijo de seis años y unos mellizos en camino, algo que ha negado tajantemente. "Yo siempre he sido madura y para mí tener cuatro hijos no es una carga. Lo llevo muy bien y de hecho no me imagino mi vida sin mis hijos".

Además, también se ha defendido de la polémica que generó sus fotografías en el gimnasio pocos días después de dar a luz a Alana Martina asegurando que siempre siguió las recomendaciones de los médicos y que incluso dejo de trabajar un mes antes de quedarse embarazada.

Respecto a su uso de las redes sociales, Georgina Rodríguez ha asegurado que le sorprende tener tantos seguidores porque no les hace "apenas caso" y que a sus 'haters' tampoco porque le gusta fijarse "en la gente que me quiere" y pensar "que puedo utilizar mi popularidad para ayudar a los demás".

Finalmente, Georgina Rodríguez también ha revelado que "siempre ha querido adoptar algún niño para darles una oportunidad" y que dentro de 10 años se ve "con mis (cuatro) hijos mayores, no me veo con más".

Crear contigo el amor y hacer contigo la vida

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

0 Comentarios

Normas Mostrar