GLOBOS DE ORO

Nicole Kidman y Oprah reinan en los discursos de los Globos de Oro

La actriz y la presentadora sacaron su lado más reivindicativo en dos de los grandes momentos de la noche.

Oprah Winfrey recogiendo el Globo de Oro.
HFPA / HANDOUT EFE

Más allá de las victorias de Tres anuncios en las afureas, The Handmaid's Tale o Big Little Lies y aún más allá de los vestidos negros que imperaron durante la noche en el hotel Beverly Hills Hilton de Los Ángeles, los discursos tuvieron un protagonismo capital en los Globos de Oro de este año. Y de todos ellos, los protagonizados por Nicole Kidman y Oprah Winfrey destacaron en la noche de las reivindicaciones.

Porque la 75 edición de los Globos de Oro no fue ajena al tema que más ha conmovido a Hollywood durante 2017 y el que ha hecho que las mujeres de la industria hayan dicho basta: los casos de acoso sexual y machismo que han salido a la luz a raíz del caso Weinstein. La de ayer era una noche muy importante para poner voz a las víctimas y Nicole Kidman y Oprah Winfrey no quisieron desaprovecharla.

El recuerdo de Sidney Poitier

Winfrey acudió a los premios para recoger el galardón Cecil B. de Mille y aprovechó para convertirse en la protagonista del discurso del año, tomando el testigo de Meryl Streep en la gala del año pasado. La histórica presentadora estadounidense arrancó hablando de su infancia, recordando el momento en el que Sidney Poitier se hizo con el Oscar en 1964, convirtiéndose en el primer afroamericano en ganarlo.

"Cinco palabras hicieron historia: 'El ganador es Sidney Poitier'. Subió al escenario el hombre más elegante que recuerde. Su corbata era blanca, su piel negra y lo estaban celebrando. Nunca había visto a un hombre negro homenajeado así", explicó Winfrey sobre la visibilidad afroamericana.

El tiempo se acabó

"Time's Up" (El tiempo se acabó) fue una de las frases de la noche. Ewan McGregor la lució en una chapa pegada a su solapa y Winfrey también la pronunció sobre el escenario. Para ello, la también productora televisiva quiso recordar la historia de Recy Taylor, una mujer que había fallecido 10 días atrás a los 98 años y que en 1944 fue secuestrada y violada por seis hombres blancos y que no obtuvo justifica porque "la justicia no era una opción en la era de Jim Crow" (las leyes de segregación racial que permanecieron en la justicia estadounidense durante más de la primera mitad del siglo XX). "Los hombres que intentaron destruirla nunca fueron perseguidos", explicó la presentadora. 

"Solo espero que Recy Taylor muriese sabiendo que su verdad había servido, como la de tantas mujeres maltratadas durante estos años o que lo están siendo ahora", advirtió Winfrey, asegurando que "el momento ha llegado" y arrancando una gran ovación cargada de emociones. "Quiero que todas las niñas que vean esto sepan que tenemos por delante un nuevo día", explicó.

El poder de Nicole Kidman

En un momento de celebraciones, Nicole Kidman quiso aprovechar su nombramiento como ganadora al Globo de Oro a Mejor actriz en miniserie por Big Little Lies para hablar del "poder de las mujeres" al recordar su unión con Reese Witherspoon, Zoe Kravitz, Shailene Woodley y Laura Dern en la serie de HBO. "Hablo en nombre de las cinco porque esta serie no existiría y no sería tan buena sin la maestría de Jean Marc Vallée (director de la serie) y David E. Kelley (creador)".

Kidman también quiso recordar a a su madre, abogada que luchaba por los derechos de la mujer. "Gracias a ella estoy aquí, mis logros son sus logros", declaró la intérprete. Tras los agradecimientos, Kidman quiso hablar de su personaje, una mujer que "supone el centro de la conversación actual: el abuso".

"Creo y espero que podamos provocar cambios a través de nuestras historias y con la forma en las que las contamos", explicó la australiana, asegurando que hay que mantener vivas dichas conversaciones.