TRAS SU MUERTE

La hija de Paul Walker consigue la última victoria para su padre

Meadow Parker firma un acuerdo con Porsche tras acusar a la firma de coches de la muerte de su padre.

Actualizado a
Paul Walker consigue su última victoria gracias a su hija Meadow Parker.

Meadow Walker, la hija de Paul Walker, obtuvo la última victoria del fallecido actor conocido por la saga Fast & Furious al llegar a un acuerdo económico con Porsche, firma de coches a la que había acusado de homicidio culposo tras el accidente que acabó con su vida.

La joven de 18 años cerró un acuerdo el 16 de octubre que se ha conocido ahora. La marca de deportivos tendrá que pagar a Meadow Walker una cifra que no ha trascendido para evitar el juicio por el que la hija del intérprete culpaba a Porsche de su muerte el 30 de noviembre de 2013 y que finalmente no se celebrará.

Según ha publicado la revista norteamericana People, los abogados de la joven afirmaron en la demanda que el Porsche Carrera GT que conducía Walker tenía problemas de control e inestabilidad.

De haberse instalado el sistema de seguridad, los representantes de la joven afirmaban que el actor de 40 años podría haber salvado su vida. Walker falleció dentro del coche al igual que su acompañante, Roger Rodas, tras el accidente y posterior explosión del vehículo en el que circulaban a entre 128 y 150 kilómetros por hora en Santa Clarita (California).

El acuerdo económico termina así con dos años de demanda en los que Porsche siempre ha defendido sus vehículos, asegurando que Walker "fue el responsable de su propia muerte" ya que el actor asumió los peligros que conlleva la conducción de un vehículo como el Carrera GT. Tras la muerte de Walker, su hija Meadow obtuvo en herencia las ganacias que el intérprete había cosechado a lo largo de su vida.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?