SIN VÍCTIMAS

Así ha acabado el secuestro del avión en Malta

Los secuestradores de un avión libio que aterrizaron en Malta han liberado a los rehenes y se han entregado

El momento del final del secuestro del avión libio en Malta
DOMINIC AQUILINA EFE

Tras 3 horas de reclamaciones y negociaciones, los dos jóvenes secuestradores de un avión de Libia que obligaron al piloto a aterrizar en Malta han liberado a sus 109 rehenes y después se han entregado sin oponer resistencia.

Los captores, de tan solo 18 y 20 años, han amenazado con volar el avión usando las granadas que llevaban encima, al mismo tiempo que con sus pistolas amedrentaban a los pasajeros, la tripulación, y el capitán.

Tras obligar al piloto a descender en Malta, y después de que el avión fuese cercado por el ejército, han desvelado que su intención era promocionar un nuevo partido desconocido, alineado con las tesis de Muamar el Gadafi.

3 horas de secuestro

Durante las 3 horas que ha durado esta situación, los captores han ido liberando progresivamente a los rehenes. Han empezado por el único niño, luego ha sido el turno de las mujeres, después los hombres, y al final la tripulación del vuelo.

Todo el proceso ha sido captado por las cámaras de televisión, que han emitido en directo el final del secuestro tomando imágenes desde una distancia más que prudencial. Tras todo ello, se han entregado al ejército maltés, que les ha detenido.

No aterrizó en Trípoli

Las alarmas saltaron sobre el mediodía, cuando el vuelo de la compañía libia Afriqiyah que tenía que viajar desde la ciudad de Sebha -en el centro del país- hasta la capital Trípoli -en el norte del estado, junto a las aguas del Mediterráneo- desvió su rumbo.

En lugar de aterrizar, siguió adelante sobrevolando el mar hasta Malta, donde efectuó un aterrizaje de urgencia por las exigencias de los secuestradores, que al parecer también pidieron asilo político en el país.