EN BARCELONA

A huevazos contra la estatua decapitada de Franco en el Born

Instalada a las puertas de una polémica exposición en el Centro Born de Barcelona, ha levantado polvareda y recibida así, aunque el arista lo defiende

Un operario limpia la estatua ecuestre decapitada de Franco
Carles Ribas EL PAÍS

La exposición "Franco, Victòria, República. Impunitat i espai urbà", que se inaugura este martes en el Born Centro de Cultura y Memoria de la ciudad de Barcelona, ya ha llamado la atención por dos polémicas estatuas exhibidas a sus puertas.

Y es que antes de entrar a la exposición, los asistentes podrán ver una figura ecuestre de Franco sin cabeza, y la escultura 'La Victoria' (en homenaje a la ocupación de Barcelona por las tropas rebeldes en 1939).

Esa estatua fue "decapitada" en verano de 2013, cuando permanecía guardada en un depósito municipal y sin que todavía se haya sabido quién lo hizo.

Recibida a "huevazos"

Tras ser instalada a las puertas del Centro Born, unos cuantos curiosos se han acercado para verla y para fotografiarla. Salvo uno que ha decidido emprenderla a "huevazos" contra ella, haciendo necesaria la labor de limpieza de los limpiadores del Ayuntamiento.

Las estatuas franquistas instaladas en el Centro Born de Barcelona

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, será el encargado de inaugurar la polémica muestra; junto al comisionado de Programas y Memoria, Ricard Vinyes, y el comisario de la exposición, Manel Risques, mientras no prevén asistir representantes de los grupos municipales de la oposición.

Eugenio Merino, uno de los artistas que exponen en esta muestra, no duda en defender la idea de colocar las dos figuras en la calle: "No se debe sacar del contexto en el que están, que es la propia exposición". El artista está convencido de que es una forma de hacer reflexionar sobre las dictaduras "aunque hacerlo siempre levantará polémica", en declaraciones a El País.

CiU y ERC, en contra

La exposición ha desatado una polémica política en el Ayuntamiento de Barcelona. Y dos grupos municipales, CiU y ERC, han dejado claro que no asistirán hoy a la inauguración oficial de la exposición.

Para los nacionalistas, exhibir una figura de Franco en la calle y la estatua de La Victoria es una "provocación" por mucho discurso crítico con el régimen que tenga el proyecto museístico. Y todavía lo es más por hacerlo en el Born, algo así como el sanctasanctórum del nacionalismo porque representa la memoria de la derrota del 1714.

ERC tampoco asistirá porque creen que la figura del dictador no puede ser instalada en ningún lugar del espacio público de la ciudad. Las dos formaciones intentaron, vía proposición municipal, obligar al gobierno municipal a no exhibir las esculturas en la calle.