POLÉMICA

Halloween: Kim Kardashian secuestrada, el disfraz retirado

Una tienda norteamericana de disfraces puso a la venta esta vestimenta, pero se vio obligada a retirarlo por quejas en Internet de apología de malos tratos

Kim Kardashian secuestrada, el polémico disfraz retirado

Una de las peores experiencias en la vida de Kim Kardashian se convirtió fugazmente en el disfraz que más dio que hablar en Estados Unidos de cara a la celebración de Halloween este año, antes de ser retirado.

Cada 31 de octubre, los niños y no tan niños toman las calles de norteamérica disfrazados de zombis, brujas, fantasmas y todo tipo de seres que den miedo. O al menos así era antes, porque ahora ya está admitido casi todo.

Buena prueba de ello es que la tienda de disfraces Customeish lanzó un nuevo artículo llamado "Parisian heist robbery victim costume kit". Como puede verse en la siguiente foto, en realidad se trataba de una "adaptación" del robo que sufrió la celebrity en París.

Igual que Kim Kardashian

El kit del disfraz contaba con una peluca negra, unas maxi-gafas de sol, una mordaza, una cuerda para atar las manos y un batín blanco de andar por casa. Lo necesario para crear una imagen como la que la propia Kim Kardashian declaró que lucía en el momento del robo.

De hecho, por si quedaban dudas, en la foto promocional del artículo la tienda de disfraces adornó la mano de la "modelo" con un vistoso y exagerado anillo en uno de sus dedos, imitando al de 4 millones de dólares que tiene la celebrity.

Kim Kardashian secuestrada, el polémico disfraz retirado

El precio, además, parecía destinado a personas de un nivel adquisitivo casi tan alto como para tener ese tipo de anillos. Y es que Customeish pedía 69,99 dólares por cada uno de los 'kits'.

Quejas y retirada

Partiendo de la base de que el disfraz ya de por sí no tenía muy buen gusto, al referirse a un suceso traumático en la vida de cualquier persona si lo sufre, se suma que si extraemos esa supuesta "broma" el disfraz que queda es el de una mujer maniatada y con mordaza.

Las dos circunstancias hicieron que rápidamente se generara un movimiento de repulsa en las redes sociales, expresando que ni un suceso así ni una mujer maniatada y amordazada deben ser sujeto de bromas.

Ante la avalancha de críticas y comentarios, la compañía tuvo que recular y retirar el producto de la venta. No sabemos si a tiempo para que alguien lo comprara.