VERSIONES

David Bowie: allegados dicen que fue un suicidio asistido

Hasta tres personas relevantes que conocieron al artista apuntan esta posibilidad y explican las razones para creerlo

David Bowie: allegados dicen que fue un suicidio asistido

Desde que el pasado 10 de enero David Bowie dijera adiós para siempre, su muerte ha estado rodeada de dudas y enigmas. Ahora, varias personas cercanas al artista han dado veracidad a algunas de ellas explicando que podría haber sido un suicidio asistido.

Tanto Lesley-Ann Jones -periodista británica experta en música y la carrera de David Bowie-, como Andy Peebles -ex DJ y presentador de BBC Radio 1-, como Simon Napier-Bell -manager y productor- han apuntado en la misma teoría, explicando su sospecha.

Hasta ahora todas esas teorías se habían centrado en "detalles" como que no apareciese en la portada de su último disco (en la que se muestra una estrella negra), o que en su último single 'Lazarus' dijera frases como "mira aquí arriba, estoy en el cielo" y "seré libre". Pero ahora, personas que le conocían explican que podría haberlo preparado.

Lesley-Ann Jones

En el diario Daily Mail, la periodista empieza por cuestionarse "¿cuáles fueron las circunstancias reales de la muerte?", recuerda que dos días antes de su fallecimiento había sido fotografiado en perfecto estado y sonriente y confiesa que "ni siquiera los más allegados sabíamos que estaba enfermo terminal".

Es entonces cuando apunta que Bowie "dirigió hasta el más mínimo detalle de su vida y para él era importante tener un buen desenlace final", para luego hablar sin tapujos de su posible suicidio preaprado: "Conocía personalmente a Bowie y estoy segura de que él no habría querido que ni su familia ni sus amigos estuvieran implicados en nada esto. Debe de tratarse de alguien externo".

Andy Peebles

El expresentador radiofónico y DJ se suma a esa corriente de forma aún más tajante que la periodista, al asegurar que "al parecer, David Bowie gestionó su propia muerte". Como Jones, Peebles razona: "David manejaba todos los aspectos de su vida, incluida su carrera", y a continuación se pregunta: "¿Por qué iba a ser esto diferente?".

El comunicador dice que "no ve como una coincidencia" que muriese justo después de publicar su disco el mismo día de su 69 cumpleaños, y opina como la perodista: "Quién le ayudó y exactamente cómo lo hicieron nunca se sabrá. Estoy seguro de que para protegerlos no implicó a nadie de su familia ni amigos".

Simon Napier-Bell

Por si dos testimonios reconocidos no fueran suficientes, el manager y productor Simon Napier-Bell también se suma recordando que "solo un día o dos antes de morir, Bowie fue fotografiado frente a su apartamento con un impecable traje oscuro, corbata, un sombrero de ala y una amplia sonrisa, con un aspecto fabuloso", como Jones.

Por ello, secunda la idea de los dos anteriores al concluir que "fue un acto deliberado, al igual que todo lo que hacía. Él sabía que se estaba muriendo. Lo sabía desde hacía 18 meses. Y así es como quería ser recordado: optimista y feliz. Controló su imagen hasta el último momento".

 

La inesperada muerte de David Bowie se ha convertido en uno de los grandes enigmas de la historia de la música, a pesar de la grave enfermedad que padecía el actor. Las causas probablemente no se aclaren nunca, pero ahora son personas cercanas al artista los que también plantean sus dudas.