Qué comer en Milán para celebrar (u olvidar) la final

Final Champions League 2016

Qué comer en Milán para celebrar (u olvidar) la final

Qué comer en Milán para celebrar (u olvidar) la final

La final de la Champions también sirve como excusa para disfrutar de todo lo que la gastronomía milanesa puede ofrecer.

Este sábado (28 de mayo) Atleti y Real Madrid jugarán en Milán la final de la Champions League. Si eres uno de los afortunados que va a disfrutar en vivo este evento una cosa es segura: tendrás que celebrar la victoria de tu equipo o consolarte tras la derrota. ¿Qué mejor manera de hacerlo que disfrutando de la gastronomía milanesa? Además de los clásicos de la cocina italiana (pizza, pasta, canelones…), en la capital lombarda hay algunos platos que no te puedes perder.

Risotto a la milanesa

Una variante del clásico risotto que, debido al azafrán y a la mantequilla, tiene un característico color amarillo. Su origen se remonta al siglo XVI, cuando uno de los artesanos que elaboraban las vidrieras del Duomo de Milán coloreó el arroz con azafrán (hasta entonces utilizado como pigmento en pintura) para sorprender a los comensales de una boda. Si te gusta el queso parmesano, acertarás con este plato.

La Trattoria Da Abele (via Temperanza, 5), Trattoria Casa Fontana - 23 risotti (Piazza Carbonari, 5) o el Ristorante Ratanà (via G. De Castillia, 28) son conocidos en Milán por sus risottos.

Cotoletta a la milanesa

Se trata de una chuleta de ternera empanada. No suena muy exótico ni glamuroso, pero después de la tensión del partido necesitarás reponer fuerzas. Actualmente “milanesa” también se utiliza por extensión a cualquier corte de un ingrediente rebozado y frito. Así que ten en cuenta que un plato “a la milanesa” es probable que incluya una buena cantidad de pan rayado.

Ossobuco

Los más carnívoros no deberían abandonar Milán sin probar un ossobuco típico. Ossobuco significa “hueso hueco” y se trata de un corte de gran grosor sin deshuesar estofado con vino blanco y que suele servirse con arroz o verduras. Muy apropiado para antes del partido.

Trattoria Masuelli S. Marco (viale Umbria, 80) lleva desde 1921 ofreciendo comida típica milanesa como el ossobuco.

Cassoeula

Si has recorrido un largo camino hasta Milán en autobús es normal que necesites algo contundente para afrontar el evento deportivo. La cassoeula consiste en un guiso de carne y verduras quizás más apropiado para las estaciones frías pero que sin duda te dará la energía necesaria para animar a tu equipo como se merece.

Al Matarel, en via Mantegazza 2, tiene fama de ofrecer una de las mejores cassoeulas de la ciudad.

Panettone

El panettone ya es típico en todo el mundo durante las comidas de Navidad. Pero el origen de este bollo con pasas y frutas confitadas se encuentra en Milán. Elígelo como postre si quieres que la victoria de tu equipo sepa más dulce todavía o, por el contrario, olvidar una derrota y trasladarte mentalmente a las fiestas más felices del año.

La Pasticceria Clivati (via le Coni Zugna, 57) ocupa la cuarta posición del Re Panettone 2015 y la sexta del top 10 de Gazza Golosa 2015, reconocimientos suficientes para darle una oportunidad a sus dulces y, en especial, al bollo milanés.

Gelato italiano

Según la previsión meteorológica el sábado habrá máximas de 30º en Milán. No parece una mala idea por lo tanto darle una oportunidad al gelato italiano, compuesto casi en su totalidad de leche y menos graso que los helados industriales.

Milán dispone de muchos locales en los que degustar un gelato tradicional de casi cualquier sabor que puedas imaginar. Cioccolati Italiani (Alzaia Naviglio Grande, 44), Gelato Giusto (Via S. Gregorio, 17), Il Massimo del Gelato (Via Lodovico Castelvetro, 18), I Gelati di Naninà (Via Vincenzo Foppa, 52)… son solo algunos de los lugares en los que podrás encontrar este refrescante postre.

Nutella gelato at my new fav spot in Milan 🍦🍦🍦 #milaneats #milanofood #foodinmilan #milanrestaurant #milangelato

Una foto publicada por #FoodInMilan (@foodinmilan) el

Los cafés de Milán

Seguramente no necesites cafeína para estar alerta y no perder detalle del partido pero, si estás en Milán y te gusta el café, tienes que probarlo. Latte macchiato (café con leche), caffè corretto (café con un poco de licor), macchiato (café con un poco de leche)… son las formas de pedir algunos de los más populares. El antiguo Zucca (en Galleria Vittorio Emanuele) o el moderno Taglio (Via Vigevano, 10) son solo algunos de los numerosos locales en los que disfrutar de un auténtico café italiano.

#coffeeoclock

Una foto publicada por The Lupp (@the_lupp) el

0 Comentarios

Normas Mostrar