DÍA DEL LIBRO

"Alcatraz, la prisión perfecta", cuando los gángsters nadaron

Hablamos con el periodista y escritor Ángel Montero Lama por el lanzamiento de su nuevo libro, sobre la prisión más famosa del mundo: "Al Capone se diluyó en esta cárcel"

Actualizado a
"Alcatraz, la prisión perfecta", un libro de Ángel Montero Lama

El periodista y escritor Ángel Montero Lama, autor de ‘JFK, 50 años de mentiras’, lanza ahora ‘Alcatraz, la prisión perfecta’, una guía integral de la cárcel más famosa del mundo. Comenzando por las primeras referencias de la isla de Alcatraz allá por el siglo XVI, este libro relata toda la historia de la prisión de Alcatraz, desde su pasado indio hasta lo que es en la actualidad: la principal atracción turística de San Francisco con unas 5.000 visitas diarias.

Entre medias, sus páginas nos hablan de los presos más célebres, sus instalaciones, los 14 intentos de fuga, las zonas de la prisión, sus alcaides, su reflejo en el mundo de la cultura y muchas más curiosidades de esta emblemática prisión conocida como ‘La Roca’.

Montero Lama sigue una línea muy similar a su trabajo anterior y ofrece un libro muy troceado, muy visual y de fácil lectura. Un trabajo muy documentado en el que más de 500 fotografías ilustran toda la historia de Alcatraz a lo largo de 258 páginas.

Hablamos con el autor

Como el propio autor explica, "la clave de todo esto es lo que dice mi editor, ‘no competimos con otras editoriales, competimos con internet’. No son fotografías gratuitas, cada una complementa directamente la página de la que se esté hablando, un poco como un periódico. Al fin y al cabo tanto el editor como yo somos periodistas".

David Meca, autor del prólogo en "Alcatraz, la prisión perfecta", un libro de Ángel Montero Lama
Ampliar
David Meca, autor del prólogo en "Alcatraz, la prisión perfecta", un libro de Ángel Montero Lama

El prólogo está escrito por David Meca, dos veces campeón del mundo de natación de larga distancia, que emuló ser un fugitivo de la prisión en 1999 para protestar contra su inhabilitación por dopaje.

"Nadie iba del juzgado a Alcatraz"

Montero Lama comenta que “en los 50 años que estuvo funcionando la cárcel hubo un total de 1500 reclusos y que nunca llego a haber más de 200 y pico a la vez, una cifra muy representativa y muy inferior al de la mayoría de los centros penitenciarios”.

Por otro lado, “nadie iba del juzgado a Alcatraz. Siempre tenían que pasar por otra cárcel, por lo tanto era un ‘si te portas muy mal en esa cárcel vas a Alcatraz… y si te intentas escapar de la cárcel donde estas también vas a ir a Alcatraz…’. Ese era el perfil de la gente que iba a esta prisión”.

"Al Capone se diluyó en esta cárcel"

Montero Lama también explica la idea y la intención con la que se concibió esta cárcel. “La oficina de prisiones de los EE.UU intentó hacer un escarmiento brutal a la época de los gánsteres que asolaban el país. Antes esta gente entraba en las cárceles y se escapaba o vivía allí muy bien. Quisieron crear un reducto fuera de lo que es el terreno, en una isla, y hacerlos olvidar. Es como lo de ‘¡que viene el coco!’, fue un tema tan psicológico que ayudó muchísimo a disminuir, no la delincuencia, pero sí ese perfil ‘Al Capone’ que tenía verdadero pánico a llegar a un sitio como Alcatraz. De hecho Al capone se diluyo en esta cárcel”.

El autor también recuerda la cruda realidad que se vivía día a día en las celdas de Alcatraz y lo refleja con varios ejemplos. “Los dos primeros años no podían hablar, había ley de silencio absoluto. Eso les volvía locos… También es una zona de mucho viento continuo y con unas condiciones especiales. Personalmente cuando vas te impresiona, simplemente llegar allí y ver el cartel donde está puesto el último desayuno del último día… Huevos, mantequilla, café, té… ya te impresiona”.

¿Fue verdad 'La fuga de Alcatraz'?

Por otra parte, Montero Lama también explica que la fuga de Frank Morris y los hermanos Anglin de junio de 1962, que refleja la famosa película de Clint Eastwood ‘La fuga de Alcatraz’, puso de manifiesto el deterioro de la cárcel y la necesidad de una rehabilitación total.

“El intento de fuga, porque nunca se demostró que esta gente saliera adelante, demostró que realmente el salitre, la construcción, el agua,… están corrompiendo los cimientos. Por eso fue posible que con un escarpelo o con la punta de un cuchillo fueran quitando pedazos del cemento, imposible con un instrumento así”.

"Kennedy dijo: esto se acabó"

Sin embargo, el autor también señala que la clausura de la prisión la desencadenó una fuga, mucho menos conocida, que se produjo poco después.A los seis meses, un preso se escapó y logró llegar a nado a la bahía de San Francisco, lo que pasa es que llega sin conocimiento, unos chavales que pasan por ahí le ven en la playa, llaman a la policía, le llevan al hospital y esa noche incluso ya duerme en Alcatraz. Ese hecho demuestra que es posible llegar a San Francisco, aquello ya fue el colmo".

"En el momento en que alguien se escapa o haya percepción de que ya no es tan invulnerable, la cárcel pierde sentido porque precisamente el mensaje de Alcatraz era ‘Tú vas a esa cárcel y de ahí no se escapa nadie’. Además, la prensa dejo claro que aquello no era invulnerable, tenía ya muy mala fama, había habido varias denuncias… También era muy caro de mantener porque ni siquiera había agua potable… Todo tenía que ser importado, en esa isla no había nada… Aquello era un escarmiento muy caro. Y Kennedy fue el que llegó y dijo: ‘Esto se acabó’", explica.

Un preso, enterrado en Málaga

A día de hoy, todavía hay 2 ó 3 personas que fueron presos de Alcatraz y pueden dar buena cuenta ello. La escueta lista no incluye a Alvin Karpir, un individuo súper sangriento que como Montero Lama recuerda “salió de Alcatraz después de 26 años y se vino a España, concretamente a Torremolinos. Vivió allí bastante tiempo y de hecho murió allí en 1979 y le enterraron en Málaga. Al cabo de los años los americanos intentan repatriar el cadáver y organizar algún evento de marketing pero sus planes no se fraguaron”.

Alcatraz siempre ha tenido un punto de atracción muy especial y prueba de ello son las más de 30 películas que se han hecho sobre ella. Montero Lama cree que “lo que atrae de las cárceles es el morbo. Al final la gente ha sufrido allí y siempre queda un halo de leyenda”.

"Estuve en 2008 y me impresionó"

Aunque también especifica cuáles fueron sus motivaciones al hacer esta obra y por qué encontró en Alcatraz su fuente de inspiración: “Estuve en el año 2008 y la verdad es que me impresionó. Había dos temas que siempre me habían apasionado. Uno era el tema Kennedy, del que escribí un libro hace tres años, y otro era éste".

"Desde siempre me había documentado. Publiqué un reportaje sobre Alcatraz. Cuando ya tuve la oportunidad de ir y conocerlo personalmente empecé a meterme más en el tema hasta que tuve la oportunidad de darle forma y editar el libro”, concluye.

“Alcatraz, la prisión perfecta” es el libro que se convertirá, sin lugar a dudas, en una obra de referencia a la hora de hablar de la prisión más famosa de la historia.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?