NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Andy Murray
Roberto Bautista

TENIS | OPEN DE AUSTRALIA

Bautista contra Titán Murray cuatro años después

Bautista y Murray vuelve a enfrentarse en el Open de Australia, cuatro años después del que iba a ser el último partido de la carrera del británico.

MelbourneActualizado a
Bautista contra Titán Murray cuatro años después
SAEED KHANAFP

El 14 de enero de 2019, Roberto Bautista y Andy Murray se enfrentaron en la primera ronda del Open de Australia, en un choque muy especial en la carrera del británico, que tres días antes había anunciado, entre lágrimas, el final de su carrera. “Ha sido una noche increíble. Podría ser mi último partido aquí y por eso lo he dado todo en un sitio en el que adoro jugar. Gracias a los que han contribuido a mi carrera. Quién sabe si nos veremos otra vez, para eso tendría que someterme a una operación complicada y sin garantías”, dijo Sir Andy después de ser derrotado en cinco sets por el español. Todo el mundo lo entendió como una retirada cuando la organización del Grand Slam oceánico emitió un vídeo en la pantalla gigante, un vídeo en el que muchos tenistas, Nadal, Djokovic, Nadal, Wozniacki, Zverev, Cilic, Pliskova, Stephens, Federer… le agradecían no solo por su juego sino también por su personalidad, por su apoyo a las mujeres y por las cualidades que hacían de él uno de los jugadores más queridos del circuito.

Pero fue un punto y aparte. A finales de enero, Murray pasó por el quirófano para someterse por segunda vez a una reconstrucción de cadera. “Ahora es de metal”, escribió junto a una fotografía en la que se veía la prótesis. Siete meses después volvió a competir, en Cincinnati. Ahora, con 35 años y en el puesto 66º del ranking, al que ha ascendido con trabajo, sufrimiento y aceptación de las derrotas, el ganador de tres Grand Slams y 14 Masters 1.000 se reencuentra con Bautista este sábado (09:00, Eurosport) en el mismo escenario en el que amagó con una despedida que no fue tal. En aquella ocasión se enfrentaron en la Melbourne Arena (ahora John Cain), en esta ocasión se verán en la Margaret Court. “Estoy feliz de tener otra oportunidad de enfrentarme a Andy. No entiendo por qué hizo aquello, pero a veces pasa… No sé qué quería, pero me alegro por él, porque está en buena forma, ganando partidos y disfrutando nuevamente en la pista”, dice el castellonense sobre un rival que ha ganado dos partidos resueltos en cinco sets, el segundo con remontada de un 0-2 ante el australiano Kokkinakis, en un duelo épico que duró 5h45 y acabó a las 4:06 de la madrugada.

“Era como la atmósfera de la Copa Davis. Muy ruidoso, muy concurrido. Mucha gente apoyándolo. Creo que toda la pista estaba con él. Hice un gran trabajo. Terminé ganando ese partido y me dio mucha confianza para jugar los cuartos de final aquí”, recuerda Roberto (34 años) de aquel enfrentamiento, el antepenúltimo entre ellos, en un cara a cara que está igualado (3-3) con tres victorias iniciales para el escocés y tres siguientes del español.

Pasión y amor

“La pasión y el amor por el tenis le llevan a hacer todo lo que hace y a conseguir todo lo que ha conseguido. A él le encanta el tenis y hace todo lo que sea para seguir estando aquí, en el circuito; disfruta compitiendo y jugando; hay gente que lo comparte y otra que no, pero tiene una entrega a su deporte y una capacidad de superación ejemplar y digna de admirar. No todo el mundo sería capaz de hacer lo que él ha hecho”, reconoce Bautista, que tratará de mantener su racha contra el hombre de titanio.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?