TENIS

"Quiero seguir escalando hasta donde llegue, si puedo llegar hasta el cielo, mejor"

Carlos Alcaraz concedió una entrevista al medio argentino La Nación en la que habló de su crecimiento, de su relación con Ferrero y sus sueños de Grand Slam y número uno.

0
El tenista español Carlos Alcaraz celebra un punto durante su partido ante Novak Djokovic en las semifinales del Mutua Madrid Open.
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

Carlos Alcaraz, flamante campeón del Mutua Madrid Open y actual número 6 del ranking ATP, concedió una entrevista al diario argentino La Nación en la que repasó cómo ha sido su camino hasta llegar a la élite del tenis y los nuevos retos que se propone para esta temporada tras conquistar entre otros títulos los Masters 1.000 de Miami y el mencionado Mutua Madrid Open.

Carlitos quiso presumir de la importancia que ha tenido para él su pueblo, El Palmar. "En El Palmar tenemos la suerte de tener de todo. Hay muchos colegios, un polideportivo, el club de tenis en el que empecé y un hospital que es de los mejores de España. Se pueden hacer muchas cosas y hay buenos restaurantes. Te puedes mover mucho y hay muchos sitios para estar con los amigos. También tienes zonas más privadas. Es un lugar tranquilo, como un pueblo, aquí nos conocemos todos".

El tenista murciano también analizó cómo fueron sus inicios en el tenis. "Empecé en el tenis por el vínculo de mi padre, que también fue tenista. Tuve suerte desde pequeño en el tenis porque desde que hice mi primer viaje con diez años ya tenía un sponsor que me ayudaba: Postres Reina, una empresa repostera importante de Murcia. Sin su apoyo me habría costado el doble o el triple, o incluso no habría podido cumplir mis sueños y objetivos".

Los últimos éxitos de Alcaraz también han hecho que crezca su popularidad, algo que reconoce y que espera manejar bien. "Estoy llevando bastante bien lo de la popularidad. Poco a poco me resultará más difícil exponerme, pero hay que tener las cosas claras y tengo claro que cuando quiera exponerme lo haré sin problema. El otro día cuando volvía de Madrid paramos a comer en un sitio apartado donde no había muchas personas pero todas me conocían. Ahí te das cuenta de lo conocido que te estás volviendo".

Alcaraz también da importancia a la ayuda de su familia y si equipo para mantener los pies en el suelo y seguir persiguiendo su gran sueño. "Tengo que dar las gracias a mi familia y mi equipo, que siempre me dicen lo que tengo que hacer, lo que es bueno para mí y lo que no. Quiero mis caprichos y mis cosas pero a veces no es lo ideal ahora mismo. Ahí entra mi equipo y mi familia para decirme 'Espera un poco, no tengas prisa, ve poco a poco'. Soy un chico que tiene bastante claras las cosas. Tengo claro mi objetivo y mis sueño, que es ser número 1 del mundo. Por muchos torneos que vengan, aún no lo he conseguido. Eso me ayuda a tener los pies en el suelo para seguir intentando cumplir mi sueño. Por ejemplo quiero comprarme un coche bueno, pero tengo que esperar un poco".

El tenista español también destacó el gran trabajo que se hace en España con el tenis tanto con los entrenadores como en las instalaciones. "En España tenemos grandes entrenadores y academias. El clima influye mucho. Tenemos muy buen clima en casi toda España, somos un país con grandes cosas. Tenemos muchos jugadores para entrenar. Se nos considera más tenistas de tierra y para torneos como Roland Garros, pero también hemos logrado buenos resultados en pista rápida. Tenemos buenos entrenadores, buenas academias, buen clima y buena comida y eso ayuda a tirar hacia arriba. Además, en España hay buena disciplina, se fomenta mucho el trabajo y eso ha sido clave".

Alcaraz también quiso destacar la importancia que ha tenido para él la ayuda de Juan Carlos Ferrero, el entrenador que apostó por él cuando era un juvenil. "Para mí ha sido súper valioso que Ferrero me haya acompañado desde juveniles. Él vivió sl sueño de ser número uno con sus entrenadores Toni (Martínez Cascales) y Samuel López, que han estado siempre con él. Y eso es muy especial y es lo que busco. Juan Carlos me tomó con 15 años, cuando jugaba en juniors. Espero ir creciendo con él y pasar toda mi carrera juntos. Sería muy especial y muy bonito. Al final es lo que me gusta, soy un chico familiar, muy cercano, que le gusta estar con los suyos. Todo lo que he vivido yo ya lo ha pasado Ferrero. Me puede decir por dónde ir, guiarme. Sabe lo bueno y lo malo, lo ha vivido todo: pasar las primeras finales, el primer Grand Slam, el partido en el que puede subir al número uno si algún día me pasa... Eso me da ventaja".

El tenista murciano también se muestra con confianza para intentar ganar su primer grande. "No tengo miedo de decir que estoy preparado para ganar un Grand Slam. Físicamente estoy bien y mentalmente estoy fuerte. Soy un jugador fuerte y eso hace falta para ganar un Grand Slam. Además ahora me encuentro bien y con confianza. Me puede ayudar a crecer y no tengo miedo de decir que estoy preparado para ir a por un Grand Slam. Sin embargo en el tenis prevalece la rapidez y la agilidad antes que la fuerza. Es importante estar fuerte pero a la vez ser rápido, veloz y ágil. Ese el mix perfecto y lo hemos tenido en cuenta para trabaja bien".

Preguntado sobre qué escogería de Nadal, Federer y Djokovic, Alcaraz tiene claro con qué se quedaría de cada uno. "A Rafa le robaría el espíritu de lucha, no rendirse nunca, el no dar una bola por perdida y el sacrificarse y trabajar duro. Si hay que entrenar tres horas, las entreno al 200%. A Federer la elegancia y la variedad de golpes que demuestra en los partidos. Y de Djokovic me quedo con la elasticidad y el físico que tiene".

El tenista también confesó su afición al Real Madrid y se pronunció sobre si es más de Cristiano o de Messi. "Soy seguidor del Real Madrid, pero no de forma extrema. Soy más de Cristiano que de Messi, pero no puedo negar que los dos son de los mejores de la historia. Messi tiene un fútbol diferente y algo más de variedad que Cristiano. Hemos tenido suerte los que hemos visto el fútbol en la era de Cristiano y Messi, son dos dioses".

Por último Alcaraz se mostró rotundo sobre su crecimiento y sus metas. "No tengo límite ahora mismo, no me quiero poner techo. Quiero seguir escalando hasta donde pueda y si es hasta el cielo, mejor".