MASTERS 1.000 ROMA

Djokovic: "Alcaraz es perfecto"

El serbio, que juega hoy hacia las 15:00 contra Karatsev, alaba a 'Carlitos' en Roma y para Rafa Nadal, el murciano ya "no es una gran sorpresa". "¡Quiero ser como él!", halagó Tsitsipas.

0
Djokovic y Nadal se saludan en Roma.
INTERNAZIONALE BNL

Carlos Alcaraz no está en Roma, pero su nombre corre de boca en boca entre los mármoles del Foro Itálico donde ya se juega el Masters y WTA 1.000. El murciano, infiltrado en su tobillo derecho antes de jugar la final en Madrid y con una ampolla infectada, se dio de baja en Roma, donde Rafa Nadal (debuta el miércoles ante Francisco Cerúndolo o John Isner) y Novak Djokovic (hoy hacia las 15:00 por TDP y Movistar Deportes frente a Aslan Karatsev) continuarán su rodaje. Uno, después de la lesión costal que sufrió en Indian Wells. El otro, tras las ausencias obligadas de torneos por su negativa a vacunarse. Los dos cayeron frente a la nueva sensación de la ATP en la Caja Mágica.

 "Ya ganó en Miami y en Barcelona. Honestamente, no es una gran sorpresa. Todo el mundo sabe la confianza que tiene ahora, el nivel que puede dar. Estoy feliz por él y porque tenemos un jugador increíble en nuestro país para muchos años", valoró ayer Nadal sobre explosión de Alcaraz. El balear es el actual campeón en Roma, donde ha reinado diez veces.

Quien busque celos en Nadal, que seguro que en su espíritu hipercompetitivo rumia ya una revancha, no los encontrará. Lo entiende como ley de vida: "Es joven y a todo lo nuevo es más interesante que lo antiguo. Pasa con los coches, o los teléfonos. Es normal y yo no me puedo quejar de eso". "Nos estamos haciendo viejos también y las nuevas generaciones vienen con fuerza", completó Rafa, camino de los 36 años.

"Aunque no haya llegado a una segunda semana de un Grand Slam, es uno de los principales favoritos para Roland Garros", concedió también Djokovic en rueda de prensa. Sin necesidad de que un campeón de 20 Grand Slams regalase de forma exagerada los oídos de un recién llegado, el serbio lo hizo: "Es especial. Su juego es realmente impresionante. Es completo. Puede jugar igual de bien ofensiva y defensivamente. Es lo suficientemente audaz para desafiar a los mejores del mundo y ganar grandes trofeos y al mismo tiempo ser humilde y agradable fuera de la cancha".

"¡Realmente quiero ser como él!", halagó Stefanos Tsitsipas a Alcaraz, también en Roma. El griego (5º del ranking con 23 años) ha perdido contra el español las tres veces que se han enfrentado.

"Juega con frescura, con hambre, como si no tuviera nada que perder. Me recuerda un poco a mí cuando me presenté en el circuito. Jugaba como un espíritu libre", sintetizó Tsitsipas, que definió el tenis de su pequeña bestia negra como "impresionante". "Pone mucha energía, es rápido y lee bien el juego", resumió.

Alcaraz, repetimos, no está en Roma. Pero el eco de su explosión cruzó el Mediterráneo.