NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
1
2
3
Carlos Alcaraz
6
6
7
Miomir Kecmanovic
7
3
6

MASTERS 1.000 | MIAMI

Alcaraz, a su segunda semifinal de Masters 1.000 seguida

El murciano de 18 años remontó para vencer a un Kecmanovic colosal y se enfrentará este viernes a Hurkacz, vigente campeón, por un puesto en la final.

Actualizado a

"Va, Charly, atento hostia". Esto lo gritó Alcaraz cuando perdía por 4-2 en el primer set contra Miomir Kecmanovic en Miami. Hasta este jueves, quizá antes, en el arranque frente a Stefanos Tsitsipas, el chaval se había sentido muy superior a todos sus rivales. Esta vez se veía nervioso, fuera de tono, superado por un enemigo, el serbio de 22 años y 48º, que no fallaba una y avanzada inexorable en el duelo con rictus siempre serio, incluso con cara de pocos amigos. A partir de esa arenga, el murciano fue otro. No le bastó para adelantarse, pero sí para despertar y madurar el encuentro hasta remontar y ganar por 6-7 (5), 6-3 y 7-6 (5) en dos horas y 23 minutos de puro espectáculo. De hecho, la propia ATP lo califica como el partido del torneo. "Fue todo muy igualado y la energía de la gente me empujó. Estuvieron espléndidos y lo agradezco porque así fui capaz de vencer", dijo Alcaraz.

De ese modo, con épica y haciendo que valga la pena pagar una entrada para verle, la perla del tenis español se metió en las semifinales de otro Masters 1.000 y de manera consecutiva. Hace dos semanas jugó las de Indian Wells, donde le frenó el grandísimo Rafa Nadal. Este viernes (01:00, #Vamos) se enfrentará a otro enorme reto ante al vigente campeón, Hubert Hurkacz.

Alcaraz gana ya de cualquier manera. En el tercer set se manejó con un aplomo extraordinario pese a sacar siempre con el marcador en contra, incluso en el decisivo desempate. Desde el 5-5 hasta el final exhibió un muestrario de locuras que hicieron vibrar a los espectadores de un Hard Rock Stadium en el que jugaba por primera vez. Revés paralelo, bote pronto, un cruzado letal, un pasante maravilloso con la derecha y personalidad para ejecutar con maestría una dejada justo después de haber fallado otra. "Tengo mucha confianza en ese tiro. En los momentos duros hay que pegar los mejores golpes que tienes. Creo que es un buen arma para mí", explicó. Y un último punto sublime tras llegar como una gacela a un envio templadito de Kecmanovic cerca de la red y ponerlo en pleno escorzo al fondo de la pista lejos del alcance de su rival. Tremendo. Por no hablar de que antes de todos esos golpes había colocado un ganador de drive a 175 km/h. En total sumo 52: 35 con la diestra, 10 de revés y siete de saque directo. El balcánico, una máquina de meter pelotas dentro, sólo cometió 16 errores no forzados por los 40 de Carlos, pero jugando con mucho menos riesgo. Así estuvo a punto de tener premio. Se lo llevó la valentía del español.

Gesta de número uno.

Alcaraz, de 18 años, es el 15º jugador menor de 20 años que disputa los cuartos en Miami. De los anteriores, diez fueron número uno del mundo: en orden de edad, de menos a más, Roddick, Sampras y Nadal con 18, y Edberg, Hewitt, Courier, Federer, Djokovic, Murray y Agassi, con 19. Será el noveno teenager que juegue las semifinales tras Agassi (1990), Hewitt (2000), Nadal (2005), Murray (2007), Djokovic (2007), Auger-Aliassime (2019), Shapovalov (2019) y Sinner (2021). Y es el más joven que consigue jugar la penúltima ronda de los dos eventos de la gira invernal de Masters estadounidenses. Así de grande es lo que está consiguiendo el prodigio de El Palmar, que quiere más y aspira, se puede decir bien alto, a levantar el trofeo el próximo domingo. Ha subido otro peldaño en el ranking, es 14º a un triunfo del 12º puesto y a dos del undécimo.

Resultados del Masters 1.000 de Miami.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?